Anemia. Descubre El Lado Oscuro del Corredor

La anemia o carencia de hierro en el organismo es ciertamente un estado de malestar físico que afecta sobre todo a los que practican deportes de resistencia, de carrera, ciclismo, marcha, o para quien se entrena duramente.

 La anemia es una molestia causada por la reducción de la hemoglobina en la sangre, está directamente correlacionada con los glóbulos rojos, que a su vez tienen que ver con el hematocrito (parte corpuscular de la sangre).

¿Cómo Ocurre el Surgimiento de la Anemia?

El surgimiento del estado de anemia, en su primera fase, despierta preocupaciones relativas visto que los valores de la hemoglobina, glóbulos rojos y de los hematocritos se ven comprometidos, mientras que a su vez comienza a disminuir la ferritina, es decir la proteína que tiene la función de almacenar el hierro.

En su segunda fase, aparte de las señales y síntomas que indican un cansancio general, la anemia inicia a manifestarse con la disminución de los valores de la ferritina y con el aumento contemporáneo de los valores de la transferrina, la proteína que debe transportar el hierro en el organismo y que, si en cambio llega a valores de saturación, no logra llevar a cabo su misión.

En Situaciones de Anemia Confirmada

En situaciones de anemia confirmada se tienen además valores bajos de hemoglobina, de los glóbulos rojos, hematocritos, y del hierro sérico, mientras que los mismos glóbulos rojos, teniendo un volumen reducido, contienen poca hemoglobina.

Todas estas carencias conllevan a una reducida cantidad de oxígeno que desde los pulmones puede llegar a la sangre, pero que determinan también una menor presencia en los músculos de la mioglobina y de otras enzimas que en su lugar son responsable de liberar energía.

Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Guía útil para runners principiantes
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Guía útil para runners principiantes
Comprar libro Correr y correr

¿Por Cuáles Motivos Surge la Anemia?

En líneas generales, por causa de entrenamientos muy duros y reiterados en el tiempo que determinan un aumento de algunas sustancias hormonales y, de consecuencia el surgimiento de estados inflamatorios, en particular se descontrolan los niveles de la hepcidina, una hormona fundamental que regula el hierro presente en el organismo. Mientras mayor sea su concentración en la sangre, menor es la cantidad de hierro de los alimentos que son absorbidos por el duodeno, pero es también causa de una disminución en la liberación del hierro contenido en el hígado y en el bazo.

Como consecuencia negativa se llega a una disminución del nivel de hierro en la sangre y la medula ósea, el órgano que debe fabricar la hemoglobina permanece sin la materia prima indispensable.

La doble ecuación negativa que deriva es muy simple de demostrar:

  • Menos hemoglobina en la sangre y menos glóbulos rojos equivale a un transporte reducido de oxígeno a los músculos, y, por tanto, un menor rendimiento.

¿Cómo Se Puede Combatir o Prevenir la Anemia?

El camino más simple es ingerir aceite de pescado que contiene los ácidos grasos omega-3 (al menos 3 gramos al día) que permiten reducir el estado inflamatorio, además de los varios suplementos que contienen hierro, que se pueden consumir tanto por vía oral, como por inyección intravenosa en los casos más graves.

Además, quien sufre de anemia se encuentra a menudo con recaídas, es por ello que es importante realizar sistemáticamente exámenes de sangre para mantener monitoreados todos los valores relacionados tales como:

  • Ferritina.
  • Transferrina.
  • Número de glóbulos rojos.
  • Concentración del hematocito y de la hemoglobina, además del MCV (volumen corpuscural medio) y del MCH (hemoglobina corpuscular media).

En las formas más agudas de anemia, se tienen continuos dolores musculares, un cansancio difundido y omnipresente, grandes dificultades de recuperación, por lo que es obvio que, bajo este estado, continuar a entrenarse se convierte en algo dañino.