Los glóbulos rojos se encargan de distribuir el oxígeno a cada parte de nuestro cuerpo, por eso una deficiencia de estas células causa cansancio, fatiga, falta de energía, mareos y dolores. Todos estos síntomas se relacionan con la anemia, pero ¿cuál es la razón?, se comprobó que la insuficiencia de hierro, es la principal causa de este padecimiento, por eso, la mejor manera de prevenir la anemia es darle a tu cuerpo un aporte diario de este mineral.

¿Cómo saber si tengo anemia?, la debilidad y la palidez cutánea son los síntomas que más te puedes alertar de un caso de hemoglobina baja. Para asegúrate, ponte en manos de un profesional de la salud, que puede hacer examen básico de sangre para determinar si tu nivel de hierro es el correcto.

Causas de la anemia

En las mujeres, hay una especial situación durante el ciclo menstrual, para reemplazar la sangre perdida el cuerpo necesita reponer los glóbulos rojos, dándose en ocasiones un cuadro anémico. También es frecuente los cuadros anémicos en mujeres embarazadas, que nutren los requerimientos del bebé.

¿Qué comer para la anemia?

Para mantener los niveles requerimientos de glóbulos rojos y subir la hemoglobina debes incluir en tu alimentación ciertos alimentos ricos en hierro, como lo son:

Espinaca:

Comienza a incluir en sus ensaladas este vegetal verde, que promueve la formación muscular, el transporte de energía entre las células y aumenta la hemoglobina. Ya sabemos que es ¡puro hierro!, pero también es uno de los superalimentos más reconocidos por su propiedad para reducir la ansiedad. Para suplir tus necesidades diarias de hierro come una taza de espinaca cocida.

Brocoli:

Para contrarestar el cansancio y la fatiga, come más vegetales verdes oscuros, como el brocolí que además de contener hierro, son ricos en vitaminas A, C, B, E y K.

 

Proteínas:

Las carnes rojas, aves, hígado y mariscos también son altos en hierro y alimentos energizantes. Estudios indican que un huevo al día es suficiente para controlar los niveles de hierro en la sangre.

Así mismo, las lentejas, guisantes, ciruelas y uvas pasas son aliados para mantener tu alimentación balanceada y prevenir la anemia.

Tipos de anemia

Los distintos tipos de anemia son:

- Anemia ferropénica

- Anemia megaloblástica, o perniciosa

- Anemia hemolítica

- Anemia drepanocítica o de células falciformes

- Anemia de Cooley, o talasemia

- Anemia aplásica

- Anemia crónica

Tabletas de hierro

La ración diaria recomendada para tomar hierro dependerá de la edad y sexo de la persona. A su vez, existen otros factores, como enfermedades y el embarazo que hay que tomar en cuenta al momento de tomar el mineral. Por ejemplo, las mujeres durante su ciclo menstrual necesitan cantidades mayores, se considera en general tomar entre 18 y 20 mg diarios, pero es importante asistir al médico para que le indique la medida correcta.

También, debes tomar en cuenta que la vitamina C permite la absorción del hierro en la sangre, por lo que se recomienda su consumo diario. Para ello, incluye en tu alimentación frutas como la naranja y el limón. Sin olvidar que ante síntomas de decaimiento, mal humor y mucho cansancio, visita al médico para que determine las causas y te guie en un tratamiento acorde.