¿Cómo definir el origen de un dolor al correr?

El momento de ejecución de la actividad running está caracterizado por muchas situaciones, habrá momentos de cansancio, de tener sed, y muy probablemente del surgimiento de algún dolor. Siempre que aparece algún dolor debemos prestar la atención debida. En esta oportunidad queremos resaltar la necesidad que tenemos de determinar claramente el origen de algún dolor al correr; solo si sabemos certeramente lo que nos duele podremos determinar el plan de acción, que será el primer paso para nuestra recuperación. A continuación especificaremos algunos aspectos que debes tener presente para lograr determinar específicamente qué es lo que sucede.

El origen del dolor durante el running.

Un dolor, sea cual sea su origen, es una alerta que nos invita a estar atentos a su evolución; el dolor puede tener su origen en algo sencillo o incluso puede ser la manifestación de una situación de salud de envergadura. El paso del tiempo sin prestar atención a un dolor nos puede llevar a correr riesgos innecesarios, que podrían poner en duda nuestra continuidad deportiva. La mayoría de los dolores que sufrimos durante la ejecución del running tienen su origen en dos cosas: Los músculos y los tendones. Ambas dolencias ameritan un tratamiento diferente, ya sea éste empírico o médico.

Tendones Vs músculos, el binomio del dolor.

Aunque estamos muy familiarizados con los términos “músculos” y “tendones” muchas veces no conocemos claramente lo que son. Cuando hablamos de los tendones nos referimos a la unión del musculo al hueso, caracterizado porque al momento de realizar algún entrenamiento físico allí se aplica fuerza, y dicha fuerza podría en algunos casos hacer sentir dolor con diferentes niveles de intensidad. Lo mismo puede suceder con los músculos, que son tejidos de nuestro cuerpo formados de fibra muscular que se agitan al realizar movimientos.

Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Correr y correr
Comprar libro Guía útil para runners principiantes
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Correr y correr
Comprar libro Guía útil para runners principiantes
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr

¿Se puede evadir un dolor de espalda?

Un dolor puede eludirse dependiendo de su nivel de intensidad. Hablamos de dolor de espalda solo por colocar un ejemplo, pero debemos estar seguros de que la evasión de un dolor puede ser muy perjudicial. En este caso, es muy importante conocer nuestro historial clínico, es decir, ¿Hemos sentido anteriormente un dolor similar? ¿El dolor de espalda sería inhabilitante? ¿Se hace más intenso durante el entrenamiento o posterior a éste? Estas y otras preguntas deben contestarse para poder tener una visión clara de la situación y aportar datos necesarios al momento de una revisión médica.

La importancia de la opinión de médicos especialistas.

En muchas oportunidades se piensa que un deportista running solo va al médico cuando la situación de salud está más complicada, pero esa percepción debe cambiar, no debemos obviar una visita al médico para definir claramente no solo el origen de la dolencia, sino también el tratamiento. Tampoco debemos tener dudas de que el tratamiento aplicado no sea el correcto, porque en el caso de que un especialista necesite los conocimientos de otros médicos, recurrirá a esas valiosas opiniones.

Previsiones que debemos tomar para evitar dolor al correr.

Además de saber específicamente qué es lo que nos duele, debemos también percatarnos qué es lo que ha originado ese dolor, y en muchas oportunidades ese dolor pudo haber sido fácilmente evitable, por lo tanto, debemos tener presentes estas posibles causas.

                                ·            Calzado. No tener un zapato apropiado puede originar graves dolencias, una de las razones por las cuales podríamos llegar a tener un calzado errado es por motivos económicos, entonces podemos aplicar el dicho de que lo “barato sale caro”. En muchos casos el origen de un dolor lumbar puede estar en las zapatillas deportivas. Es importante que hagamos la inversión en un buen calzado que pueda ser perdurable en el tiempo y nos evite cualquier tipo de lesión.

 

                                ·            Técnica. Una mala técnica de carrera puede originar lesiones, la mejor forma de superar esta carencia es buscar la forma de cultivar nuestros conocimientos de running o contar con los servicios de un entrenador deportivo.

 

                                ·            Exceso de entrenamiento. Podemos llegar a caer en el error de llegar a entrenar mucho más de lo que nuestro cuerpo puede dar, quizás en un primer momento no vamos a sufrir las consecuencias, pero al correr, entrenar o competir exageradamente expondremos nuestro cuerpo a un esfuerzo innecesario, quizás si entrenamos más ordenadamente serán mejores los resultados.

 

                                ·            Fisiológicas. Genéticamente podremos tener tendencia a sufrir algunas dolencias, si sabemos de esa posibilidad, debemos cubrir esa debilidad.

 

Como conclusión debemos constatar que es imprescindible conocer cuál es el origen de los dolores que sentimos relacionados al running, y tomar las medidas necesarias para superarlos. La responsabilidad con nuestro cuerpo es primordial para ser verdaderamente eficientes en el deporte.