Cómo empezar a hacer running y no fallar en el intento.

Se acerca el verano y quieres un cuerpo para lucirlo en la playa o el lugar que visites. La “operación bikini” fomenta la realización de ejercicio y uno de ellos puede ser el running, pero a veces cuesta más mantenerse que empezar a hacerlo. ¿Cómo es posible empezar a hacer running y no tirar la toalla en el intento? Os damos unos cuantos consejos para conseguirlo.

Lo primero de todo es prepararse bien. Un buen equipamiento facilita el running y solo basándote en dos factores: el estilo de tu pisada y la transpiración. Para lo primero existen distintas marcas de zapatillas deportivas especializadas, pero lo que importa es si eres pronador – corres con las piernas más juntas y la parte interna de los pies –, supinador – piernas más separadas y parte exterior de los pies – o neutro. Esto puede evitarte lesiones, aunque, por otra parte, una camiseta que transpire es también muy importante en estos meses de más calor. El sudor y la alta temperatura de tu cuerpo pueden hacer que dejes el running nada más empezar.

 

Sin embargo, no solo importa la ropa o el calzado que lleves, también has de tener en cuenta la salud. Si no cuentas con una buena preparación, como unos días de calentamiento con un ritmo suave, es posible que notes más la fatiga que conlleva el running e incluso lesiones. Asimismo, cuando empieces a practicarlo de forma habitual recuerda que los descansos son tan importantes como el entrenamiento en sí mismo. También existen ciertos aparatos que miden tu frecuencia cardíaca por medio de un reloj en tu muñeca, pero esto ya es un consejo a tu libre elección.

 

Márcate metas alcanzables. Mucha gente quiere comenzar a correr para perder peso en poco tiempo, y esto es algo que conlleva al abandono. Al principio es mejor hacer running por distancia, como 2 o 3 kilómetros al principio, para luego ir aumentando la velocidad y el recorrido. También puedes darte a ti mismo recompensas por tu esfuerzo, como ver tu deporte favorito por medio de diferentes portales como el de 888Sport.es.

Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Correr y correr

 

Si tienes amigos con la misma meta que tú, ¿por qué no vas a animarles a correr juntos? En muchas ocasiones estar entretenido al hacer running u otra actividad beneficia la consecución de la misma. Además, a la larga puede derivar en una competición amistosa y que os pongáis objetivos aún mayores.

 

Y como último consejo: no olvides la alimentación. En esta época del año apetecen más las frutas y verduras porque son refrescantes y, además, te dan un extra de energía al hacer deporte. Pruébalas y, si puedes, después de entrenar toma frutos secos para fortalecer tus músculos.

 

Comenzar a hacer running y no fallar en el intento es algo que no todo el mundo está preparado para lograr. Muchas veces se deja por ser más difícil de lo que se creía, pero la constancia es la clave del éxito para lograr tus objetivos. Correr al menos 20 minutos de forma diaria, con algún día de descanso incluido, te beneficia en cuerpo y mente.