Consideraciones para correr bajo la lluvia.

El running es una actividad deportiva cuyo desarrollo está muy relacionado a las condiciones del ambiente, por lo cual es imprescindible estar preparado a la realidad que el entorno nos ofrece en el momento de correr, incluso esa es una las razones por las cuales muchas personas llegan a ser inconstantes en el desarrollo de esta disciplina deportiva. Una de las características más comunes al momento de correr es hacerlo con la lluvia, por lo tanto es imprescindible conocer algunas consideraciones al respecto, para de la mejor manera posible poder ejecutar nuestro plan de entrenamiento. A continuación te especificaremos algunos tips muy valiosos sobre este tópico.

Las lluvias como compañía del running.

No siempre se cuentan con las condiciones óptimas, y sin duda que un clima poco amable es de las más frecuentes. Algunos deportistas ven las condiciones ambientales como un oponente más que tienen que enfrentar para poder cumplir con los objetivos deportivos. Casi en cualquier parte del mundo las lluvias estarán presentes en el camino, en algunos lugares con mayor o menor frecuencia. Por lo tanto te especificamos aquellos implementos que necesitas para salir airosos en esta circunstancia.

  • Atuendo: Para correr bajo la lluvia debes estar con un atuendo adecuado, no solo por la comodidad, sino también por la utilidad, en este caso es importante usar rompe vientos, que además sean de un color llamativo que te puedan hacer visible en situaciones donde el clima no esté óptimo. Dependiendo de la situación, puedes utilizar pantalones ajustados al cuerpo, ya sean estos largos o cortos. Usar sudaderas con manga larga o corta, ceñida a no al cuerpo, en este caso será trascendental tu gusto personal y comodidad.

 

Comprar libro Consejos para corredores
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Correr y correr
Comprar libro Consejos para corredores
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Correr y correr
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
  • Gorra: Uno de los implementos que son necesarios para correr bajo la lluvia es utilizar una gorra, las cuales no son útiles solamente para cubrirnos del sol, sino que en estos casos es necesario para poder cubrir los ojos de las lluvias, lo cual puede quitarnos visibilidad. Los obstáculos para poder visualizar la ruta pueden ser muy riesgosos, sobre todo en terrenos inestables o caminos que no frecuentas mucho y que aún no conoces bien.   

 

  • Calentamiento: El calentamiento es imprescindible, y no debe estar supeditado a las condiciones del clima, sin embargo, cuando las condiciones para trotar no sean las más anheladas, el calentamiento se debe realizar en un lugar bajo techo. Es muy importante el cumplir con una rutina de calentamiento en cada oportunidad que se tenga de entrenar, para de esta forma evitar la posibilidad de que aparezcan las lesiones. Posteriormente al entrenamiento es importante realizar sesión de estiramiento.

 

  • Rozaduras: Siempre podemos ser proclives a sufrir rozaduras en las zonas donde hay más fricción, y esto puede suceder más a menudo cuando la ropa esta mojada, para esto es muy importante tener a la mano vaselina y así evitar laceraciones en nuestra piel.  
  • Aparatos electrónicos: Siempre nos gusta salir a correr con dispositivos reproductores de música, u otros elementos que hacen más amena nuestra ruta, sin embargo, lo más recomendable es no utilizarlos, y en el caso de que nos sorprenda la aparición de la lluvia mientras estamos corriendo, estos aparatos deben estar bien cubiertos y protegidos de los embates climatológicos. Una característica de estos dispositivos es que son costosos, y debemos también proteger nuestra economía

 

  • Calzado: Además de que el calzado debe ser el adecuado, tenemos que cuidarlos del agua, que no es muy buena compañera para la preservación de nuestros zapatos deportivos, por lo tanto, al terminar de trotar bajo la lluvia, debemos secarlos bien, ya sea cuando salga el sol o artificialmente aplicarles aire para que estén bien secos, la humedad no es buena para la salubridad de nuestros pies. 

Velocidad al correr en la lluvia.

Debemos ser previsivos en la velocidad que usamos al correr bajo la lluvia, nunca debe ser la misma que cuando estamos corriendo en condiciones normales, debemos ser cuidadosos e ir a un ritmo lento.

Evitar practicar el running por zonas peligrosas.

Es muy importante no transitar por zonas de riesgo mientras está lloviendo, estas áreas son aquellas que se encuentran por las riberas de ríos o riachuelos que con la caída de una gran cantidad de agua pueden desbordarse. Así también, es propicio evitar practicar el running por zonas boscosas donde puedan caerse árboles o ramas de éstos, y estar expuestos a la caída de rayos. Nunca expongamos nuestra integridad física, sin embargo, podemos tomar las mejores previsiones para de esta forma poder seguir practicando el running.