¿Cuándo correr mas no significa mejores resultados?

En nuestro afán de mejorar tiempos y alcanzar más eficientemente los objetivos que tenemos con el running, podemos caer en el error de pensar que mientras más corramos mejores van a ser los resultados, en estos casos es cuando nos exponemos a correr más de lo apropiado, y nos vamos a ver en la situación en la cual estamos “sobreentrenados”. Este exceso de entrenamiento no se refiere exclusivamente al número de horas diarias en las cuales corremos, sino incluso al número de días que entrenamos. En esta oportunidad brindaremos algunas recomendaciones sobre este importante tópico para cualquier deportista del running, quizás sea el momento de que hagas algunas modificaciones en tu rutina habitual de entrenamiento. 

El equilibrio que debe existir en el entrenamiento running.

Probablemente nuestra principal aspiración al correr sea mejorar tiempos, es posible esté en un segundo plano pensar en el desarrollo muscular y fortaleza física, sin embargo, estos aspectos, aunque puedan pasar desapercibidos, van a trabajar en pro de la mejora de los tiempos cuando nos preparamos para una competición. El entrenamiento running debe ser equilibrado con otras actividades físicas, que pueden ser la práctica de otro deporte o jornadas de entrenamiento en el gimnasio. La variación en estos casos, como en muchos otros aspectos de la vida, es primordial para disfrutar de los resultados que deseamos. Entonces, ¿Cuáles son las decisiones que debo tomar en ese sentido? 

Los mejores atletas se forjan en la planificación.

Una estructuración correcta de los entrenamientos será importante para ser mejores deportistas, es por ello que te recomendamos hacer una planificación pormenorizada de todas las actividades inherentes al entrenamiento físico que vas a realizar, no solamente en un día, sino proyectadas a las próximas semanas e incluso meses.  Los atletas se fijan metas cortas, y mientras van alcanzando cada una, es un escalón más en la escalera para llegar a la meta mayor. Los ejercicios también te van a ayudar a mejorar tiempos, y por supuesto que ayudarán a mejorar la fortaleza que tus músculos van a necesitar para grandes retos deportivos a los que seguramente te vas a enfrentar. 

Características de un plan de entrenamiento.

Como sabemos, el entrenamiento running debe ser constante, sin embargo, abusamos de ese planteamiento, al entrenar más tiempo del requerido. Una media adecuada de entrenamiento, en casi todos los casos, es de correr una hora con cuarenta y cinco minutos una vez a la semana, el resto de días del plan de entrenamiento, el tiempo que dures corriendo debe estar por debajo de la hora y treinta minutos. Nunca debes mantener el mismo ritmo durante todo el entrenamiento, debes estipular cambios, y velar también por mejorar la técnica de carrera. Es importante resaltar que se pueden dejar uno o dos días a la semana para realizar ejercicios de fortaleza física, esa variación la agradecerá tu organismo.  

¿Muy cansado durante el entrenamiento para maratón?

Ese es otro error, cuando vamos a enfrentar una carrera de envergadura, estamos tan estresados en alcanzar los objetivos, que el entrenamiento que hacemos empieza a afectar nuestra condición física, lo que nos hace estar muy cansados el día de la carrera. Otro aspecto controversial esta sobre el dolor, y en este punto muchos opinan que el dolor es símbolo del trabajo realizado, sin embargo, en la mayoría de los casos el dolor debe ser objeto de preocupación. El entrenamiento para maratón no debería doler, si hay una molestia constante que la sentimos prácticamente todo el día, es importante que consultemos con nuestro entrenador deportivo o médico, para determinar el origen de la dolencia, porque podríamos estar ante una lesión que nos impida no solamente ejecutar la carrera, sino incluso seguir entrenando.

¿Correr competiciones muchas veces al año?

A veces nos afanamos por acumular competiciones, pero no más de cuatro competiciones grandes al año es una buena cantidad, todo lo va a determinar cuáles son tus condiciones actuales para correr, tales como: condición física, periodicidad del entrenamiento, compromisos familiares o laborales, entre otros. Recuerda, no debes estar cansado para una competición, y la única forma de poder lograrlo es equilibrando siempre tu entrenamiento, constantemente debes estar atento a las recomendaciones de los especialistas.