¿Debemos siempre entrenar hasta el dolor de los músculos?

Para muchos deportistas el dolor al entrenar es signo de efectividad del entrenamiento, sin embargo, diversos estudios han destacado que no siempre es bueno realizar una rutina de entrenamiento que nos lleve hasta el punto de sentirnos sin capacidad para continuar por el dolor que se genera. Los músculos duelen como una señal de autoprotección, dando un indicio de que no se puede continuar con la actividad física. Sin duda, es un riesgo siempre caer en la tentación de entrenar más de lo debido, porque podemos errar en el sentido de esperar una respuesta de nuestro cuerpo que quizás no estamos en la condición de dar. En las siguientes líneas resaltaremos en que consiste el fallo muscular, además de recomendaciones para entrenar de forma más eficiente.

Las implicaciones del fallo muscular que nos puede llevar hasta la lesión.

Continuamente podemos decir que hemos entrenado hasta el fallo muscular, sin conocer verdaderamente lo que esto significa.  Un entrenamiento hasta el fallo muscular es aquel que realizamos hasta que el musculo no puede más, literalmente, es el momento en que no tenemos la suficiente fuerza física para realizar un movimiento más. El ejercicio diario que puede llegar hasta este punto nos puede perjudicar mucho más de lo que creemos, un entrenamiento con estas características contribuirá en la aparición constante de lesiones. Es por ello, que si queremos tener una larga vida en el entrenamiento running, debemos ser comedidos en este sentido. Es mucho lo que ganaremos siempre y cuando tengamos un entrenamiento donde las probabilidades de lesión sean más bajas.

Todo runner debe saber la diferencia entre fallo técnico y fallo muscular.

Tenemos tendencia a pensar que ambos términos significan lo mismo, pero es un error. Como lo expresábamos en el párrafo anterior el fallo muscular es aquel que sucede cuando el musculo no está en capacidad de dar respuesta en el desarrollo de un entrenamiento. En el caso del fallo técnico del runner, es el que sucede cuando el musculo falla por la mala ejecución de un entrenamiento específico. Esta diferencia nos insta a reflexionar si cada vez que sentimos dolor durante el entrenamiento no sea que estamos entrenando hasta el fallo muscular, sino que una técnica errada de entrenamiento nos lleve hasta el dolor de los músculos. Ante la duda, es imprescindible que evalúes tu técnica de carrera, si tienes dudas sobre si lo estás haciendo bien o no, pide una evaluación a un entrenador deportivo, quien hará las recomendaciones según sean pertinentes.

Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Consejos para corredores
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Consejos para corredores
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr

Los beneficios del fallo muscular para el deportista running.

Quizás nos hemos centrado en las desventajas que tiene el entrenamiento hasta el fallo muscular, pero éste tiene también algunos beneficios, específicamente aquellos relacionados al desarrollo muscular. El deportista running que en algunas ocasiones entrene hasta el fallo muscular facilitará el aumento del volumen de los músculos y ¿Por qué esto es posible? Gracias a que el fallo muscular incentiva el proceso de regeneración muscular haciendo más factible su crecimiento. Esta es una de las razones por las que algunos deportistas tienen del deseo de entrenar siempre hasta el fallo, sin considerar que un entrenamiento continuo con estas características traerá muchos problemas de salud en el fututo.

¿Cuáles son tus objetivos como runner al entrenar hasta el fallo?

No debemos sobre entrenarnos, lo cual no será ventajoso para nuestro organismo. Como mencionábamos, en algunas ocasiones podemos entrenar hasta el fallo, pero no siempre. Si como runner tu objetivo es la hipertrofia muscular, entonces si deberías entrenar hasta el fallo con una continua periodicidad. Si por el contrario, tu objetivo es ganar potencia o fuerza, el entrenamiento hasta el fallo será completamente contraproducente, porque probablemente llegues a tener una lesión, donde para tu recuperación será necesaria la inversión de tiempo, dinero y esfuerzo.

Recomendaciones finales para evitar la lesión de los músculos.

Todos los planteamientos expuestos son muy útiles para ser más eficientes y responsables en el cultivo de unas mejores condiciones físicas a través del entrenamiento, sin embargo, como hemos destacado, no deberíamos abusar de la posibilidad de entrenar hasta el fallo de los músculos, en cambio, será mucho más especial que busquemos el afianzar nuestras capacidades de fuerza y tonificación. Si por alguna razón consideras has abusado del entrenamiento hasta el fallo muscular, acude al médico, quien verificará no hayas corrido algún tipo de riesgo.