Descubre Las 11 Reglas de la Carrera Perfecta

Cuando corres, una de las preguntas que más te harás con frecuencia será seguramente: “¿pero hay algún modo de correr mejor, para sentir menos fatiga? o, mejor dicho, “¿estoy corriendo con la postura adecuada? Para encontrar las respuestas adecuadas, te invito a leer este artículo para descubrir las 11 reglas de la carrera perfecta.

 1.      Acorta la Zancada

Aunque no es una manera natural de correr, es necesario acortar la longitud de cada paso en el running; por ende, aumentando la cadencia running (trata de llegar al ritmo ideal de 180 pasos por minuto). Esto te traerá dos grandes beneficios:

  • Correrás en un modo más eficiente y,
  • El apoyo estará centrado en el ante pie reduciendo el riesgo de lesiones.

2.      Mira Delante de Ti

Mantener la vista focalizada en lo que se encuentra delante de ti ayuda a tener una menor percepción de la distancia. Es decir, tener mini-metas de alcanzar cada vez, por ejemplo: el árbol allí en el fondo, la señalización más adelante... Esto hará parecer que las distancias son más cortas. Y, por tanto, sentirás menos la fatiga.

Adicionalmente, recuerda dividir siempre las distancias en sectores (por ejemplo, si corres 20 km, divídelos en tramos de 5 km, esto te beneficiará para afrontar mejor el camino aún por recorrer).

3.      Inclínate Hacia Adelante

Hazte ayudar de la fuerza de gravedad inclinándote hacia adelante. Sin embargo, ¡atención! Pues la inclinación hacia adelante debe iniciar desde el tobillo y no de las caderas; de lo contrario, corres el riesgo de comprimir el diafragma, reduciendo por tanto la eficiencia respiratoria.

Comprar libro Corredores algunos tips esenciales
Comprar libro Correr y correr
Comprar libro Guía útil para runners principiantes
Comprar libro Corredores algunos tips esenciales
Comprar libro Correr y correr
Comprar libro Guía útil para runners principiantes
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores

4.      Calentamiento y Estiramiento

Dedícate al calentamiento antes de correr y, al estiramiento y enfriamiento muscular al finalizar, de esta manera tu carrera y entrenamiento running serán mucho mejor, a su vez evitarás esa fastidiosa sensación de piernas adoloridas al término de una carrera.

5.      Cambia las Zapatillas

Unas zapatillas deportivas con más de 800 km de carrera pueden reducir notablemente sus dotes elásticos con claras repercusiones en la técnica running (así como en la zancada y el apoyo del pie). Sustituye siempre los zapatos running cuando sientas que inician a ceder, recuerda que tus piernas te lo agradecerán muchísimo.

6.      Presta Atención a la Ropa Deportiva

Usar ropa deportiva running permite la eliminación gradual y evaporación del sudor excesivo, dejando siempre la piel en las condiciones ideales para el balance térmico. No te vistas mucho, considera que la temperatura que percibes mientras corres es por lo general 10°C superior a aquella efectiva.

7.      Hidrátate

La deshidratación puede tener serias consecuencias. Corriendo podemos perder hasta 2% de nuestro peso corporal con inevitables efectos en la calidad y eficacia de nuestro entrenamiento. En resumen, si no estamos lo suficientemente hidratados, el performance running será fatal.

Seguramente te estás preguntando ¿cuánta agua debo tomar? Depende de la temperatura y de las condiciones atmosféricas, pero una buena norma es cargar con nosotros una botella de agua o saber dónde están las fuentes para beber en el camino que vayamos a realizar.

8.      Corre en Compañía

Inevitablemente, cuando se corre en compañía tendemos a dar lo mejor de nosotros mismos. Estudios han observado que cuando corremos de esta manera, el paso medio mejora al menos unos 5 segundos por kilómetro. Además, si el ritmo running te lo permite puedes conversar con tu running partner, lo cual te hará pensar que el tiempo pasa más rápido.

9.      No Te Aburras

El aburrimiento te hará percibir la fatiga de una manera más acentuada. Escuchar música, mirar el panorama, pensar en tu jornada, concentrarte en los movimientos y en tu cuerpo, hará que la fatiga pase inmediatamente a un segundo plano.

10.  Come Bien

Una adecuada alimentación te permitirá tener todo ese “combustible” que necesitas para entrenar. No te excedas, pero tampoco te descuides: Consume proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales, necesarios para mantener un buen estado físico.

11.  Reposa Adecuadamente

El reposo es la base de todo entrenamiento. Programar los días de reposo hará que puedas afrontar las rutinas con el 100% de tus energías y, esto facilitará la recuperación muscular de la fatiga.

Con estos 11 consejos podrás extraer beneficios asombrosos.