Es probable que no sea un término común para la generalidad de las personas el escuchar hablar de dolor en la cintilla iliotibial, pero sin duda, los deportistas si han oído de esta dolencia que produce dolor de rodilla al correr. La afectación de la rodilla en estos casos aparece por un abuso de fuerza en la zona, y esta fuerza o mal movimiento quizás podría ser imperceptible por el corredor. Contrario a lo que muchos podrían pensar, no sucede por traumatismos en la rodilla, golpes o impactos directos.

El dolor en la cintilla iliotibial va siempre en aumento, es decir, inicia como un dolor leve, que pasa ha moderado y luego se va intensificando. El deportista que sufre dolor de rodilla al correr puede confundirlo con cualquier otro padecimiento. El dolor se localiza como hemos mencionado en la rodilla, específicamente hacia uno de sus lados. El corredor puede percibirlo principalmente cuando va trotando en lugares con topografía en desnivel, específicamente cuando va corriendo hacia abajo, lo cual amerita un esfuerzo extra de la rodilla, así como también cuando se va a un paso de marcha moderado.

Lesiones de rodilla por la cintilla iliotibial.

El dolor hace mella no solo en los laterales de la rodilla, sino también en el área superior de ésta, incluso puede el dolor también reflejarse en el fémur, razón por la que es muy fácil tener lesiones de rodilla desde el momento en que la molestia sea incipiente. La cintilla iliotibial es una especie de banda que viene desde la cadera hasta la rodilla, e involucra la tibia. Su función es importante porque sirve como eslabón para la unión de los músculos de la zona, lo que permite brindar estabilidad a la rodilla.

Diversas causas del dolor de rodilla.

Entre las principales causas por las cuales sentimos el dolor se debe a que nuestra estructura ósea, específicamente los huesos de la rodilla y fémur, hacen fricción con la banda, lo que se traduce en tener dolor en la rodilla al correr. La afectación puede ir creciendo, y en un momento dado tener problemas para realizar la movilidad habitual de nuestras extremidades inferiores, lo que impedirá el cumplimiento de una rutina habitual de entrenamiento físico, especialmente cuando dentro de esa rutina está el trotar. Algunas personas que sufren del dolor en la cintilla iliotibial, pueden estar confundidos con alguna otra patología que puede afectar las rodillas o músculos del área del fémur, razón que hace imprescindible una revisión médica cuando aparecen los primeros síntomas.

foto de lesion cintilla iliotibial

Origen genético y conductual del dolor de rodilla.

Las personas que sufren de dolor en la cintilla iliotibial, pueden tener una tendencia genética a ese padecimiento, aunque también hay una serie de factores que pueden influir en el surgimiento de la molestia, dentro de éstas podemos destacar la problemática en la utilización de un calzado inadecuado para las características físicas del deportista, que le generen la aparición de molestias, para luego sufrir de dolor de rodilla. Del mismo modo, la técnica para correr puede influir en ese sentido, razón que amerita no menospreciar la importancia de tener un entrenador deportivo con experiencia que pueda corregir lo que estemos haciendo mal.

Cómo evitar el padecimiento de la banda iliotibial.

Como aliviar el dolor de rodilla

Es clave tomarnos el tiempo necesario para estirar nuestros músculos antes de correr, fortalecer varias áreas de músculos en especial, por ejemplo abductores, glúteos. También una forma de evitar el padecimiento es la corrección de nuestra forma de entrenar, en el caso de que esté errada, y que ésta pueda hacernos proclives a sufrir dolor enla banda iliotibial por el impacto en la cintilla iliotibial. Dentro de los tratamientos más utilizados por los médicos esta primordialmente eliminar la inflamación por medio de medicamentos, no sin antes hacer estudios de imágenes como rayos x o tomografías, además de recomendar fisioterapia en la zona. En los casos más extremos, y casi como última instancia, se procede a hacer infiltración de la rodilla.

Para evitar cualquier problema de salud, lo mejor es la prevención y cuidar nuestro cuerpo. Si tenemos dolor rodilla al correr, lo mejor es visitar a un especialista que nos indicará lo que debemos hacer, y luego de mejorar nuestra condición, podemos recuperar paulatinamente nuestra rutina deportiva.

 

Imágenes