La cafeína

Los estudios sobre los efectos de la cafeína sobre el rendimiento deportivo no parecen contundentes, sobre todo fuera de laboratorio. Considerada como droga, puede tener efectos nocivos para la salud. Por lo que tienes que tener en cuenta, a la hora de consumir sustancias o medicamentos que contienen cafeína con el fin de mejorar el rendimiento, que lo haces bajo tu responsabilidad y que debes hacerlo bajo supervisión médica.

Los estudios científicos llevados a cabo sobre los efectos de la cafeína se han realizado en laboratorio, con condiciones controladas. Ello implica que los resultados de los efectos analizados pueden diferir de los efectos que la cafeína puede tener sobre un individuo concreto en condiciones diferentes a las que se llevaron a cabo en la investigación.

Tu organismo puede reaccionar de manera diferente al de otro deportista. Por ello tienes que tomar precauciones a la hora de consumir cafeína, e informarte correctamente con profesionales de la medicina y/o de la nutrición. Para que el consumo de cafeína surta efectos de potenciación de rendimiento en tu cuerpo, tienes que saber que hay unas dosis límite. No estamos hechos para asimilar más de 3 litros de café diarios y algunos individuos ni siquiera toleran dos. Su relación de consumo va asociada al peso de cada uno, por lo que tienes que saber cuáles son las fuentes de cafeína naturales (por ejemplo café o té) e industriales (p. e. bebidas de cola y medicamentos) para no excederte y llegar a cantidades letales. Para ello déjate aconsejar por profesionales que te indiquen los periodos de consumo (su prolongación en el tiempo conlleva adicción) y los miligramos por kilo de peso corporal que podrías asimilar para conseguir lo que algunas investigaciones han revelado (no es aconsejado por los especialistas el consumo por encima de 500 mg/kg por día). La adicción puede aparecer con un consumo de 5 tazas diarias, y con ella los tóxicos efectos de la cafeína, que van desde un estado de nerviosismo, irritabilidad, el temido insomnio o incluso tinnitus hasta problemas cardiovasculares que empiezan con arritmias, debido a que el músculo cardiaco queda funcionalmente alterado. También se han registrado cambios en la temperatura corporal y alteraciones renales y hepáticas.

 

Los efectos de la cafeína en el organismo son más eficaces y más controlables en pastillas que en bebida, puesto que su dosis en líquido puede variar. Para que las tabletas surtan el efecto deseado en la práctica deportiva, su ingestión debería darse con un margen de una hora como mínimo antes de comenzar la actividad (tiempo que tarda en llegar a la sangre). Y tienes que tener en cuenta que sus efectos pueden verse alterados si tomas otros ayudas ergogénicas u otros alimentos. Y su eficacia varía también según la duración de la actividad deportiva, ya que en laboratorio no ha alterado significativamente el rendimiento en pruebas de carrera de velocidad inferiores al minuto y medio o en pruebas de carrera con esfuerzo progresivo hasta los 20 minutos. Sin embargo han mejorado su rendimiento atletas que llegaron a correr en distancias mayores o más tiempo. Pero sigue faltando precisión sobre los resultados de estos efectos, que en estudios de laboratorio han reflejado disminución de fatiga, mayor flujo de sangre a los músculos y en general al organismo, una relajación en los bronquios con la consecuente mejora en la respiración y liberación de ácidos grasos. Liberación que ayuda a emplear la grasa como combustible en detrimento del glucógeno, y es por ello por lo que puede favorecer el retraso de la fatiga en periodos de esfuerzo prolongado.

No tienes que olvidar que el descanso es fundamental para recuperarte de tus entrenamientos. Esas horas de sueño te las puede robar la cafeína por lo que es conveniente que te asegures de tomarla debidamente. No experimentes en competición, para eso están los entrenamientos y recuerda que debes hidratarte correctamente, ya que la cafeína también actúa como diurético.

La nutrición, la salud, el descanso y el entrenamiento deben de formar parte de tu plan y así controlarás mejor tus actividades. 

 

Fermin Caballero Bojart siguelo en twitter @FerminCBlol