¿Es Cierto Que Existe la Alergia al Ejercicio Físico?

 

La alergia al ejercicio físico podría ya no ser una excusa, sino una verdad, dado que los síntomas existen en realidad. Por lo general, cuando alguien dice ser alérgico al ejercicio pensamos que nos está haciendo una broma debido a su flojera, pero no es así, y podría ser cierto. Averigüemos más al respecto.

 

La confirmación de este hecho proviene del mundo de la medicina, que ha identificado una verdadera anafilaxis inducida por el ejercicio físico. Para quienes no manejan el vocabulario médico, la anafilaxis es una reacción alérgica que puede revelarse de diferentes maneras.

Por lo que es mejor estar atentos a cuáles podrían ser esos síntomas, y cómo se manifiestan.

Síntomas de la Alergia al Ejercicio Físico

Los primeros síntomas podrían ser el sentirse sofocado por el calor, la migraña, el eritema generalizado, la picazón y la astenia (que es la sensación de no tener más fuerzas). A su vez pueden estar involucradas las áreas superiores del cuerpo (por ejemplo, tos y opresión toráxica), el aparato circulatorio y el tracto gastrointestinal se manifiestan con nauseas, calambres, vómitos y diarrea.

Estos últimos síntomas se pueden verificar sobre todo si antes de iniciar la propia actividad física se consumen determinados alimentos como el trigo y los frutos de mar. Pero no todas las personas les produce los mismos efectos negativos.

Por tanto, el mejor consejo es consultar con el médico de cabecera si no te sientes bien al hacer deporte.

Cuadro Clínico de un Paciente Alérgico al Ejercicio Físico

El inicio de la sintomatología de la anafilaxis por el ejercicio físico en general sucede en los jóvenes adultos, prevalentemente en la segunda y tercera década de vida, sin olvidar que puede suceder también en los niños menores de 5 años, y en los ancianos de más de 75 años.

Está caracterizado por lo siguiente:

  • Una fase prodrómica. Que se manifiesta con astenia, picazón, golpe de calor, eritema generalizada, cefalea.
  • Una fase precoz. Con una urticaria a menudo con lesiones de grandes dimensiones (10-15mm), angioedema (hinchazón similar a la urticaria) que puede afectar no sólo el rostro, sino las palmas de las manos y las plantas de los pies.
  • Una fase de cónclave. Que involucra las vías aereas superiores e inferiores (tos, estridor laríngeo, broncoespasmo, opresión toráxica), involucra el tracto gastrointestinal (nauseas, dolores por cólicos, vómitos, diarrea), además se ve afectado el aparato circulatorio (hipotensión, colapso, shock).
  • Una fase tardía con estado de postración, y fatiga.

¿Qué Actividades Pueden Causar Este Tipo de Alergia?

Las actividades que a menudo representan la causa de la aparición de esta anafilaxis inducida por el ejercicio físico y que requieren esfuerzos importantes son:

  • Jogging. En un 78%
  • Correr. 42%
  • Tenis. 28%
  • Ciclismo. 24%
  • Esquí. 6%
  • Baloncesto. 4%.

Sin embargo, incluso los esfuerzos poco intensos pueden inducir la anafilaxis, tales como:

  • Subir escalones.
  • Actividades de jardinería. 6%
  • Gimnasio. 2%
  • Baile. 26%.

Las manifestaciones clínicas en el 90% de los casos surgen 30 minutos luego del inicio de la actividad física, pero pueden instaurarse en cada nivel de esfuerzo físico y también al finalizar el ejercicio. Una vez que estos síntomas empiecen a manifestarse en el organismo, los mismos pueden durar desde los 30 minutos hasta las 4 horas, a excepción de la cefalea que puede perdurar también 24-72 horas.

¿Tiene Algo Que Ver la Duración y la Intensidad del Esfuerzo?

La duración y la intensidad del esfuerzo no parecen estar relacionados con la sucesiva manifestación clínica. El primer episodio se puede manifestar incluso en pacientes adultos y entrenados. Las recurrencias son frecuentes.

La sintomatología es muy irregular, no se presenta en todas las ocasiones de ejercicio físico y varia de persona a persona.

Patogénesis

La patogénesis de la anafilaxis inducida por el ejercicio físico no es completamente conocida y varias hipótesis son estudiadas:

  • Variación de la osmolalidad plasmática.
  • Aumento de la permeabilidad intestinal.
  • Aumento en los tejidos de la actividad transglutaminasa.
  • Redistribución del flujo hemático en el organismo.
  • Aumento de la acidez sanguínea.

Para finalizar, el diagnóstico de la anafilaxis del ejercicio físico o del esfuerzo debe ser comprobada por un médico en relación a los síntomas que presentas. Por lo que en conjunto con tu entrenador deportivo deberás modificar tu plan de entrenamiento.