El espolón y su influencia sobre el corredor.

Los pies son el principal instrumento de un corredor, es por ello que debe hacer todos los esfuerzos para cuidarlos, ya que en éstos se basan muchos aspectos de suma importancia para los deportistas, de ellos se desprende la posibilidad de tener una correcta postura, una mejor técnica, entre otras. Es común que gracias a las lesiones haya inflamaciones en la planta del pie, de las cuales resalta el muy odiado espolón. Son muchas las fuentes de lesiones que pude sufrir un corredor, en los que resaltan el calzado y la manera de correr. Es por ello, que a continuación vamos a considerar diversos aspectos que debes tener presente.

Un espolón en el pie y sus dolorosos efectos.

Como sabemos, el dolor que produce un espolón es bastante intenso, dolencia que se hace más fuerte hacia el talón. El dolor tiene una presencia más preponderante en dos momentos muy específicos. El primero de ellos es básicamente cuando se está corriendo, principalmente por el roce del pie sobre el terreno, aunque  se tenga el zapato como barrera. Otra de las características del dolor por un espolón en el pie es cuando luego de permanecer por un tiempo sentado o acostado, nos colocamos de pie, lo que produce un muy intenso dolor.  También es habitual sentir dolor al hacer estiramiento, y en los casos más dramáticos se puede tener una sensación de dolor todo el tiempo.

La fascitis plantar y lo que podemos hacer para tener menos dolor.

Entre las primeras cosas que se pueden hacer para evitar la rudeza del dolor es el disminuir la intensidad de los entrenamientos, considerando también bajar la frecuencia de los ejercicios que realizamos. Para bajar los efectos de la fascitis plantar es recomendable no entrenar sobre superficies duras, y aquí nos referimos al asfalto y cemento principalmente, a cambio de superficies más suaves como la tierra o pistas de atletismo, así mismo podemos emplear algún vendaje, y colocarnos hielo luego de una fuerte rutina de entrenamiento.

Los juanetes

También es recomendable el uso de plantillas que puedan mejorar el roce del pie sobre el terreno. En algunas ocasiones se puede también evitar hacer estiramientos en el pie muy fuertes, porque pueden originar un aumento del dolor. Un espolón puede complicarse cuando se habla del espolón calcáneo, lo cual consiste en un crecimiento del hueso, que comúnmente podemos llamar juanetes. También es importante destacar que aunque haya ese crecimiento hay casos donde no aparece el dolor.    

Las soluciones definitivas para el espolón en el talón.

Se debe recurrir a una solución quirúrgica solamente cuando el dolor sea muy intenso y no se elimine con tratamiento. En la mayoría de los casos se puede mejorar con tratamientos sencillos recomendados por un especialista, es por ello la importancia de que al detectar la presencia de un espolón en el talón recurramos a los servicios de un médico. No debemos olvidar que aspectos como el calentamiento, estiramiento, rutina adecuada y calzado correcto, pueden ser la diferencia para evitar los efectos de los espolones en los pies. Recuerda siempre acudir a la consulta médica ante cualquier molestia.  

 

 

TE VOY A DEJAR POR AQUÍ EL CANAL YOUTUBE DONDE PUEDES VER  VÍDEOS Y EJERCICIOS QUE PUEDEN AYUDARTE A MEJORAR TANTO A NIVEL FÍSICO COMO MOTIVACIONAL  , TE AYUDO.

            CANAL YOUTUBE https://www.youtube.com/channel/UCpKaVZoYfm1fj1cFSQjKiAQ