Mi cumbre en el Almanzor.


¡Estás vivo, tienes que soñar!

El ímpetu por querer llegar a tus sueños, es la fuerza que te llevará a alcanzarlos. 
Deja atrás a quienes han menospreciado tus sueños y anhelos.
No permitas que las palabras necias te roben el impulso.
Rodéate de la gente que te ayudará algún día abrazar tu sueño y encuentra la forma de seguir creando tu éxito.


¡Estás vivo, tienes que soñar! 


Deja a un lado el egoísmo, forma parte del sueño de otros.
Tu pasión y tu ilusión es el combustible que pone en marcha los motores de tu vida.
Lucha por lo que quieres lograr, no te distraigas del objetivo, mantente enfocado… mantente soñando.

Jc Arjona