Hacerse Fuerte En Un Modo Natural

 

Son cada vez más los runners que sienten la necesidad de ir al gimnasio, pero que no tienen la posibilidad o simplemente las ganas. En este artículo, te contaremos cómo puedes hacerte más fuerte en un modo natural.

 

Ser fuertes, bien sea en el plano general como a nivel específico, es un requisito fundamental para prevenir las lesiones, y para hacerse más resistentes. Esto también significa desarrollar la fuerza, que, junto al estiramiento, contribuyen a hacer que el músculo sea flexible y eficiente.

La fuerza, tanto general como específica, no debe ser entrenada de vez en cuando, sino que debe formar parte de un programa de entrenamiento, así como cualquier otro ejercicio de entrenamiento orgánico.

Desarrolla la Fuerza General

La fuerza general se desarrolla a través de los ejercicios que sirven para tonificar los músculos que aparentemente no están directamente relacionados con la acción de la carrera. Nos referimos a los músculos abdominales, dorsales, de los brazos y de los hombros.

La fuerza específica, en cambio, se refiere a los músculos de las extremidades inferiores, los que en práctica nos hacen correr. Que quede claro, no se trata de convertirse en el increíble Hulk, sino de desarrollar la fuerza de los músculos.

Aquel que esté más tonificado tiende a no aumentar de peso, y la acumulación de grasa en su organismo es menor. Al mismo tiempo, es sabido que para adelgazar no basta con sólo correr, sino que es necesario también aumentar la tonicidad de los músculos.

Las mujeres tienen la tendencia a no querer entrenar la fuerza porque temen convertirse en mujeres muy musculosas, y por tanto no agradables desde el aspecto estético. Pero es necesario aclarar que para obtener esos cambios temidos por las chicas se requieren otros tipos de entrenamientos, aunado al hecho de que “naturalmente” sería muy difícil llegar a ese nivel de una “fisicoculturista”.

Con El Pasar de los Años…

Los runners, no sólo los jóvenes, sino todos en general, tienden a disminuir su fuerza, por consiguiente, también la eficiencia muscular disminuye y los rendimientos running tienden a ser menores. Quien se da cuenta que corre más lento, con el pasar de los años no debe pensar sólo al desarrollo de las características netamente orgánicas, sino también a la fuerza.

Por Último, ¿Qué es la Sarcopenia?

La Sarcopenia representa la pérdida de la dimensión de las fibras musculares y de la entera masa muscular.

La máxima capacidad de producir fuerza se obtiene entre los 20 y los 30 años, luego de lo cual permanece estable por unos veinte años para luego disminuir. No sólo los jóvenes deben desarrollar la fuerza, sino también los más grandes en edad. La diferencia está en la variación del modo de entrenar la fuerza, por ejemplo, en los ancianos y en los jóvenes, pues se debe prestar atención a las características del aparato circulatorio que podría no estar en perfecto estado.

La Fuerza General

Para desarrollar la fuerza general, una buena norma es dedicar dos sesiones a la semana para la práctica de estos ejercicios. Durante estos días sería mejor no correr.

Un consejo general es no practicarlos antes de un entrenamiento o de una competencia.

Las maneras de desarrollar la fuerza general son dos:

  • Estabilidad Core. Que se basa en la tonificación de los músculos que circundan el baricentro, siendo esta la zona en la cual confluyen las cadenas cinéticas que representan el punto de activación del movimiento del cuerpo.
  • Ejercicios de tonificación general. Son los clásicos ejercicios que se deben realizar de una manera natural en una serie de repeticiones. No buscan la tonificación de la zona Core, sino que tienen un efecto más global. En práctica, representan los clásicos ejercicios de tonificación general para los abdominales, brazos, piernas y dorsales.