Importancia de los Músculos Abdominales Durante La Carrera

 

Los abdominales desempeñan un papel muy importante durante la carrera, además de intervenir en los movimientos de torsión, contribuyen al mantenimiento de la espalda. La primera imagen que se nos viene a la mente cuando hablamos de abdominales son los famosos “cuadritos”, que en realidad vienen representados por los cuatro músculos abdominales. Descubramos a continuación la importancia de los mismos durante el running.

 

¿Qué Papel Desempeñan los Músculos Abdominales Durante la Carrera?

Mientras se corre, cada vez que apoyamos el pie en la tierra, el tórax efectúa una carga en la espalda. Por tanto, mientras menos tonificados sean los abdominales, más trabajo deberá llevar a cabo la columna vertebral con el riesgo, a largo plazo, de sufrir de molestas inflamaciones. Por este motivo, es importante llevar a cabo los ejercicios para reforzar los músculos abdominales.

No Caigas En Estos Errores Comunes

Para desarrollar mejor dichos ejercicios, es importante tener presente algunas simples reglas, para no caer en los errores más comunes.

  • Pies. Durante la ejecución de los ejercicios no debes bloquear jamás los pies, poniéndolos por debajo del sofá, por ejemplo, de lo contrario gran parte de la fuerza será descargada en los músculos de los muslos en vez de los abdominales.
  • Cuello. No hace falta doblar el cuello durante la ejecución del ejercicio. Una sugerencia es fijar un punto por encima de nosotros y visualizarlo siempre durante el movimiento. Porque si doblas el cuello, no serás capaz de ver ese punto imaginario.
  • Respiración. La respiración se regula de manera tal de soplar hacia afuera y fuerte cuando estamos subiendo en la fase de ejecución del ejercicio.
  • Zona lumbar. Hace falta estar atentos a jamás arquear la zona lumbar de la espalda durante el movimiento.

Resistencia y Músculos, ¿Se Pueden Tener Ambos?

Encontrar el punto de equilibrio adecuado entre los entrenamientos de la carrera y la fuerza no es una cosa simple. ¿Cómo podemos entrenar la resistencia y al mismo tiempo construir masa muscular? ¿Se pueden tener ambas cosas: músculos y un buen rendimiento de carrera?

Sí es posible. Si se desean obtener buenos resultados en ambos tipos de entrenamiento, es oportuno tomar en cuenta los siguientes consejos.

1.    La Alimentación Es Importante

Muchos corredores cometen el error de comer poco cuando practican ambos entrenamientos. Se debe adaptar el régimen alimenticio a la actividad de la carrera, y siempre tener un déficit calórico. Al mismo tiempo se deben incluir los nutrientes necesarios para nutrir a los músculos a través de la dieta, tal y como si el cuerpo fuese un automóvil que necesita de gasolina.

Ten presente que antes de quemar la grasa, el cuerpo consigue la energía de los músculos. Si el objetivo es convertirse en un buen corredor y a la vez definir la masa muscular, es importante consumir los alimentos adecuados, asumiendo sobre todo alimentos proteicos, tales como la carne de pollo, el pescado, y los huevos, verduras y carbohidratos (patatas dulces, arroz y/o pasta integral, avena).

En el caso de una carrera larga durante el fin de semana, es necesaria una porción extra de carbohidratos y proteínas para reintegrar las reservas energéticas y evitar la reducción de masa muscular.

Si debes realizar un programa o plan de entrenamiento de la fuerza muscular, sería mejor consumir carbohidratos una hora antes de la sesión para que puedan ser convertidos en energía durante el entrenamiento.

Es importante, además, evitar el consumo de alcohol y dulces, que ralentizarían el poder alcanzar los objetivos propuestos.

Combinación Inteligente De los Dos Entrenamientos

Las carreras matutinas con el estómago vacío no son recomendables. Es mejor optar por un desayuno ligero, con hojuelas de avena o una banana, para dar al cuerpo la energía necesaria para realizar una carrera sin perjudicar a los músculos.

Si en cambio, la prioridad es ganar más músculos, se debería reducir el volumen de los entrenamientos de carrera (sobre todo en la fase primaria de construcción de los músculos en el entrenamiento de la fuerza). Por lo que sería mejor realizar carreras breves pero veloces y algunos sprints, que hacen muy bien sobre todo a los músculos de las piernas y a la parte superior del cuerpo.

Otro punto importante es la frecuencia de entrenamiento. Se debe seguir la rutina para las piernas combinada con una carrera veloz el mismo día, por ejemplo.