La importancia del descanso dentro del plan de entrenamiento.

Toda rutina de ejercicio debe incluir un tiempo de descanso, y en este caso no nos referimos al descanso entre una jornada de entrenamiento y otra, sino al tiempo que invertimos en descansar dentro de la jornada de ejercicios. La ausencia de un tiempo para el descanso dentro del plan de entrenamiento puede perjudicar el logro de los objetivos. Se ha comprobado como en algunos casos la proliferación de lesiones puede ser originada por la sobrexposición de los músculos a ejercicios intensos, sin la posibilidad de tener una pausa que permita su recuperación inmediata. Vamos seguidamente a indicarte cómo puedes llevar adelante el descanso dentro de tus entrenamientos.

Los tipos de descanso dentro del running.

Muchas veces el descanso dentro del entrenamiento puede ser malinterpretado, porque quizás podamos pensar que se trata de “no hacer nada”, sino al contrario, se trata de hacer una pausa en el entrenamiento pero sin dejar de estar en movimiento. Dentro del running el tiempo que utilizas para descansar, por ejemplo entre series, lo puedes llevar haciendo caminatas, un ligero trote o estiramiento, luego de haber entrenado con velocidad.  Si aún no lo tienes por costumbre, desde el momento que lo empieces a aplicar vas a disfrutar de sus beneficios, porque tu cuerpo te lo agradecerá.

El descanso se hace luego de correr a tope.

Cuando un atleta está ejecutando su rutina de entrenamiento, debe prever los descansos luego de que ha demandado de su cuerpo la máxima resistencia, es decir, el descanso debe hacerse después de que se ha llevado a cabo un ejercicio donde el esfuerzo muscular ha estado a tope. En el caso del running, el descanso debe hacerse luego de correr a máxima velocidad por más de 1 minuto. La aplicación de este criterio dentro del plan de entrenamiento será muy beneficioso, porque se ha constatado en algunos atletas que integran el descanso en la rutina en los momentos inadecuados, que su cuerpo no llega a estar en ningún momento en el nivel máximo de resistencia, lo cual hace que los músculos no se acostumbren a sobrellevar los momentos máximos de esfuerzo y no poder alcanzar el nivel de resistencia deseado.

Ejemplos de integración del descanso dentro del plan de entrenamiento.

Un modelo de entrenamiento donde juega un rol importante el descanso es el siguiente: Realizar una carrera por un minuto aproximadamente a máxima velocidad, posteriormente hacer un descanso de 20 segundos, puedes realizar 8 series bajo este patrón. Otro modelo puede ser correr entre 500 y 100 metros, intercalando descansos breves. En el plan de entrenamiento no solo es necesario el ejercicio, sino también el descanso y su tiempo, nunca debemos excedernos del tiempo de descanso, porque impide al cuerpo adaptarse al entrenamiento.  

Una recuperación completa a través de una caminata.

Es muy valioso el aporte que una caminata puede dar al entrenamiento running, porque permite una recuperación completa de los músculos. La caminata además tiene efectos beneficiosos para la circulación de la sangre a través de los miembros inferiores, e incluso puede ser un momento ideal para pensar qué se debe corregir para futuros entrenamientos, o simplemente para reflexionar sobre cualquier aspecto de la vida cotidiana.

El trote y el valor del descanso para una competencia.

Durante el proceso de preparación para una competencia, siempre es importante estipular los tiempos de descanso durante el entrenamiento, un ejemplo puede ser hacer un trote a manera de descanso que vaya entre 2 y 4 minutos luego de correr entre 3 y 5 kilómetros. Si tu deseo es aumentar los tiempos de carrera, puedes correr a tope por 4 minutos, haciendo un descanso largo. Todo este proceso es importante para poder llevar de la mejor manera posible un buen entrenamiento running.