Las Limitaciones Mentales de un Runner

 

En cualquier deporte, la mente es decisiva, pues puede ayudar a superar los obstáculos o en cambio convertirse en un límite. En esta edición, compartimos contigo cuáles son las limitantes mentales más frecuentes en un runner y cómo las puedes combatir.

 

En un runner, como en cualquier atleta, la mente puede ser un valor agregado para mejorarse a si mismo y los propios rendimientos, o simplemente puede ser una limitante, a veces, de hecho, intransitable.

Lo que hace falta saber es que las limitantes mentales son a menudo auto-impuestas y liberarse de ellas es más simple de lo que se pueda pensar. Caer en los errores que a menudo un runner se pone a sí mismo tiene que ver con el excesivo perfeccionismo: estar atento a todos los aspectos relativos a la carrera y al entrenamiento, es ciertamente importante, pero buscar siempre la perfección absoluta puede ser contraproducente.

No Todos los Entrenamientos Son Iguales

No todos los entrenamientos son iguales, en algunos nos sentiremos mejor que en otros donde en cambio sentiremos más fatiga, esto forma parte de la lógica de la actividad física. Aspirar siempre a hacer que cada sesión de entrenamiento sea perfecta puede hacer que el runner se sienta desmotivado y se deprima cuando no lo pueda lograr.

La perfección es inalcanzable y de los errores es siempre posible obtener enseñanzas útiles, esto es lo que debería tener presente cada runner obsesionado con el perfeccionismo, que muy frecuentemente va de la mano con la insatisfacción. Esta última es una consecuencia directa de los objetivos muy ambiciosos que, si no son alcanzando, provocan una falta de satisfacción que a la larga se convierte en frustración.

La carrera no debe ser vista como una serie de tiempos a obtener, sino como una actividad de la cual se obtienen beneficios y un espíritu competitivo, tanto con los demás, como con uno mismo, debe ser sana y no “una obsesión”, de lo contrario se corre el riesgo de frustrar todos los beneficios que la carrera es capaz de aportar, bien sea a nivel físico como mental.

No es posible modificar lo que no se puede controlar: lograr este grado de conciencia reducirá el estrés de muchos runners que desean tener todo bajo control, incluso lo que no es humanamente controlable. Y los deportistas saben bien cuánto pueda ser dañino el estrés en la actividad física.

Mantener la Concentración

Mantener la concentración en el entrenamiento o en una competencia no es fácil para todos, por eso podría ser útil, para esos corredores que tienden a desconcentrarse: fijar mini-objetivos en el interno del objetivo principal, de este modo se mantienen siempre altas la concentración y la motivación, y se logra asimismo el poder dar el máximo sin caídas desde el punto de vista mental.

Recuerda que cuando te sientas tentado a abandonar bien sea la carrera o el entrenamiento, debes permanecer concentrado y combativo, para lograr un nivel de esfuerzo elevado, debes saber domar y conquistar tu propia mente.

Tu “Yo Ansioso”

Es común que cuando se acerca una competencia, te dejes llevar por el pánico y llegues a tener dudas acerca de la eficiencia del entrenamiento que estás llevando a cabo, es del todo normal. Se trata de combatir los pensamientos negativos que vienen a tu mente cuando corres en una competencia.

Los psicólogos deportivos sugieren que la clave para combatir la ansiedad antes de una carrera es sentirse confiados del entrenamiento y repetirse a nosotros mismos:

Estoy listo, me siento preparado para esto”, y reforzar este mantra en cuestión cuando vuelves a pensar en todos esos kilómetros que has corrido durante tu preparación.