Los Efectos Beneficiosos de la Vitamina D en la Carrera

 

La vitamina D es un micronutriente que en realidad aporta enormes beneficios a la salud y al performance deportivo de un runner. Descubramos a continuación, los efectos beneficiosos de la vitamina D en la carrera.

 

Todos la conocen como la “vitamina del sol” y sea cual sea el modo en la cual se le conozca, los efectos de la vitamina D en el organismo son innegables. Es muy importante incluso para la salud del runner. Según muchos estudios, la mayor parte de las personas sufren de carencia de vitamina D sin saberlo.

Se trata de un fenómeno muy común de lo que se piensa, especialmente entre deportistas que se entrenan a altas altitudes y en las regiones en la cuales el invierno es más oscuro y largo. Y no sólo eso, también los atletas que se entrenan indoor tienen dificultades para abastecerse de esta vitamina esencial.

¿Por Qué La Vitamina D es Tan Importante Para Los Que Corren?

La vitamina D es tan importante para quien corre y es necesario satisfacer sus requerimientos diarios por los siguientes motivos:

  • La vitamina D refuerza el sistema inmunitario. Una persona que se entrena en un modo regular y en una manera más o menos intensa expone al propio organismo bajo estrés, por tanto, también a más eventuales influenzas o resfriados. Por ende, satisfacer los requerimientos diarios de este micronutriente en las épocas del año que son más frías es esencial para protegerse de los ataques externos.
  • Además, la vitamina D acelera la recuperación post-entrenamiento haciendo que el cuerpo esté más acostumbrado a carreras regulares, incluso durante el invierno.
  • También los músculos se benefician del efecto positivo de la vitamina D. Se sabe que esta vitamina contribuye a reforzar los músculos, y según lo dicen algunos expertos, resulta ser aún más eficaz si se combina con la vitamina K.
  • Como es conocido, la vitamina D hace bien a los huesos y optimiza la absorción de calcio: mientras mayores sean sus niveles en la sangre, menor es el riesgo de incurrir en osteoporosis y en las típicas fracturas por el estrés a las que algunos corredores están expuestos.

Tratándose de una vitamina hidrosoluble, a la par de la vitamina K, E y A, el organismo necesita de grasas para poderla disolver y absorber. Por tal motivo, es necesario cuando se asumen comidas ricas en esta vitamina, consumir en combinación los alimentos ricos en grasas “buenas”, tales como, el aguacate, las nueces, y los aceites vegetales de alta calidad.

¿Cuál es la Dosis Diaria Recomendada de Vitamina D?

Las dosis diarias recomendadas de vitamina D es de unos 40-80 mg/ml. Los niveles pueden ser monitoreados a través del análisis de sangre, y no solamente en invierno.

Considerando el hecho que el organismo es capaz de producir esta vitamina de manera autónoma es aconsejable favorecer tal proceso, exponiéndose al sol incluso por sólo un cuarto de hora al día (y medía hora en invierno), sin filtros solares, 4 veces a la semana.

Los runners que prefieren correr en la mañana o al atardecer deberían tomar en consideración que, durante esas horas, los rayos solares son más débiles, y que a pesar de que se pase tiempo al aire libre, la exposición podría resultar insuficiente. En tal caso, se podría considerar la idea de ingerir suplementos de vitamina D, luego de haberlo consultado con el médico de cabecera.

La vitamina D, incluso, puede ser asumida también a través de la alimentación. La encontramos en:

  • Algunos peces. Pez azul y salmón.
  • En productos lácteos y huevos, así como también en los hongos.

Empieza desde hoy mismo a disfrutar de los beneficios de la vitamina D en el running.