Entrenamiento Cruzado 

 El entrenamiento cruzado consiste en el uso de otras disciplinas para reforzar el desempeño de los corredores. No es algo nuevo, casi todos los grandes en la pista han comprendido que invertir su tiempo en otros actividades física favorece sus resultados en el atletismo. Descubre por qué nadar te permite correr mejor y cuál es la manera más adecuada de aprovechar sus beneficios.

La natación se reconoce como el ejercicio más completo para el ser humano, reduce el asma, tonifica los músculos, mejora la resistencia y ayuda en la lubricación de las articulaciones. Se demuestra su capacidad en potenciar el aparato cardiovascular y respiratorio. Nadando se refuerza la columna vertebral, zona del cuerpo vital para correr mejor.

Todo depende de la velocidad y el tiempo que nades, pero en general dos o tres sesiones a la semana de 45 minutos se alcanzan resultados sobre la pista. Por esto, los corredores dominan y potencian su actividad con la natación, nadar te permite aliviar lesiones, asistir a la recuperación muscular y ganar velocidad. Así mismo, el trabajo de la espalda y los brazos se contraponen al esfuerzo de las piernas en el atletismo.

Estilos de natacion más beneficios para el corredor

El estilo mariposa es un ejercicio anaeróbico idóneo para el runner por la cantidad de músculos que se trabajan Sin embargo, es necesario que se maneje la técnica de mariposa para no empujar el cuerpo a sufrir lesiones o dolores de espalda.  Para perfeccionar la técnica toma en cuenta que la brazada consta de tirón, empuje y recobro. Primero debes impulsar el cuerpo con las piernas, después saca los dos brazos del agua al mismo tiempo y por último pásalas por encima del cuerpo, para iniciar otro ciclo.

Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Varios consejos que te ayudan a Correr
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Guía útil para runners principiantes

Si no eres muy experto en el agua, entonces vete por el estilo libre o crol, que consiste en avanzar con el empuje de las piernas y el movimiento de los brazos: uno después de otro. Sumergir la cabeza queda a tu decisión, lo importante es mantener una velocidad que mantenga la respiración en el límite.

 

Trucos para nadar mejor

- No está de más que busques un experto que te ayude a perfeccionar la técnica de la natación. Cuéntale de tu meta y consúltale de un plan que combine nadar y correr. Es la forma de estar seguro que lo estás haciendo bien.

- Para calcular los avances consigue una piscina de 50 metros e intenta dar cada vez menos brazadas. Esto te ayuda a medir sin depender de un reloj.

- Considera nadar a baja intensidad una vez por semana. Esto ayuda que el cuerpo salga de su zona de confort.

- Realiza abdominales clásicos, comienza haciendo series de 20 por 4. La meta es que en seis meses llegues a los 400 abdominales.

- Trabaja la zona lumbar. Recuerda que por cada 100 abdominales se aconseja realizar 30 repeticiones lumbares.

- El uso del gorro de la piscina es una medida de higiene que además de proteger el cabello, te ayuda a estar más cómodo.

- El agua es un entorno que facilita el estiramiento de los músculos. Aprovecha los días de piscinas para dedicarte a estiramientos que no realizas cuando corres. Sirve mucho de terapia antilesiones. 

- Relajarse antes de comenzar es esencial. Escucha el agua y comienza poco a poco, solo exígele a tu cuerpo una vez caliente.

 

En definitiva, si estás buscando qué actividad realizar para el entrenamiento cruzado, no dudes en probar la natación y siéntete como pez en el agua.