Cambiarte de ropa después del entrenamiento y lavarla es una regla infalible. Después de una sesión de entrenamiento el sudor humedece nuestra ropa. Conoce por qué no debes esperar para meter en la lavadora tu ropa de running

1-No quieres enfermarte

La primera razón por la que debes lavar tu ropa de hacer ejercicios está relacionada con nuestra salud. Hasta treinta minutos después de haberla sudado es lo máximo que se aconseja que retardes la tarea. Tal vez tengamos algunas cosas que hacer y aprovechamos esa energía que tenemos posterior al entrenamiento para cumplirlas, pero dejarte la camisa y el pantalón sudado es más peligroso de lo que parece.

Los estudios señalan que estamos más propensos a no solo tomar resfríos, sino también infecciones vaginales y puede haber un aumento del acné corporal. Así que, si sueles tener trastornos en la piel, como espinillas, barros o sobreproducción de la grasa, tal vez se deba a que facilitas la producción de infecciones en la epidermis y no te quitas el sudor lo más rápido posible.

2- Para evitar el olor corporal

Las glándulas sudoríparas se encargan de regular la temperatura de nuestro cuerpo. Por esto, cuando estamos haciendo una actividad física se origina el sudor, como intento de equilibrar tu temperatura con el medio donde te encuentras. Por su parte, en el organismo se consiguen un billón de bacterias no patógenas o perjudiciales que al mezclarse con el sudor producen el olor corporal. Si dejas la ropa mojada de sudor sobre tu cuerpo, es normal que se produzcan los malos olores.

3- No puedes comprar ropa con regularidad

La ropa running es especializada. Aunque los calcetines y las camisetas son las piezas que más se han adaptado a los corredores, es normal que debas gastar en pantalones para correr., y una manera de cuidarla y hacer valer la inversión es que la ropa que uses en tus entrenamientos, la laves justo después de entrenar.

Esto se debe a que el material que se usa para la ropa deportiva es el poliéster, este facilita la reproducción de bacterias que causan el mal olor, denominados micrococos. Esta información, se dio a conocer recientemente por estudio publicado por la Sociedad Americana de Microbiología. Por esto, no es buena idea llegar del gimnasio y lanzar tu camisa favorita a la ropa sucia.

Tal como señala la organización, las bacterias aprovechan la humedad y oscuridad para reproducirse, lo que hará que aumente el mal olor que podía afectar tu atuendo, incluso hasta la próxima vez que desees utilizarla.

Cómo lavar tu ropa running

Se aconseja que uses un jabón neutro para tu roja de entrenamiento, ya que no tienen olor. Lo mejor, es que laves tu ropa mientras estas en la ducha, ya que aseguras que reciba suficiente agua.

Si sientes que es recurrente el mal olor en tu ropa una vez la sudas, entonces procura la próxima vez que la laves sumergirla en bicarbonato de sodio. También, se recomienda el uso del vinagre para eliminar las bacterias.