Desde siempre ha sido una necesidad de los seres humanos el practicar alguna actividad física, y la que se realiza por excelencia es el correr. Pero ¿Qué pensaríamos sobre una variación del modo tradicional? Este es el caso del retro running, la cual permite correr, pero hacia atrás. Esta nueva forma de ejercitarse no es empleada por muchos corredores, aunque si son suficientes para hacer de esta rutina deportiva digna de admirar.

El retro running, más antiguo y famoso de lo que parece.

Aunque es más conocido desde hace poco tiempo, el retro running es practicado por corredores desde hace más de 40 años, lo que ha significado la formación de grupos de atletas que han promovido las ventajas de este ejercicio entre el gremio deportivo, y fuera de este. El retro running también ha sido motivo para la realización de competiciones nacionales e internacionales, que cada vez más tienen un mayor número de adeptos.

Más sudor y menos lesiones con el retro running.

Una de las afecciones que pueden sufrir más frecuentemente los corredores, es en las rodillas, en el caso de los corredores que además practican retro running, han indicado que la incidencia sobre las rodillas del movimiento del cuerpo hacia atrás, es menor al que se ejecuta del modo tradicional. El correr de esta manera también ayuda a fortalecer el equilibrio, e incluso hace que el cuerpo tenga un mayor gasto calórico, lo cual beneficia a las personas cuyo objetivo es correr para bajar de peso.

Retro running, aliado del sistema nervioso.

Uno de los requerimientos para hacer efectivamente el retro running está en la coordinación corporal, por tal motivo este ejercicio es muy beneficioso para el fortalecimiento del sistema nervioso y funciones neurológicas. Por tal motivo, el retro running es utilizado como terapia de rehabilitación para algunas personas con deficiencias motoras y neurológicas.

Los detractores del retro running, dicen:

El argumento que más peso podría tener, es el que destaca que este tipo de ejercicio es anti natural, debido a que el cuerpo no está diseñado para correr hacia atrás. Incluso mencionan que los beneficios atribuidos al retro running pueden ser alcanzados con otro tipo de ejercicios más “naturales”, sin necesidad de someter el cuerpo a un esfuerzo adicional innecesariamente. A pesar de estas opiniones, los promotores y defensores del retro running tienen amplios argumentos para demostrar lo contrario.  

 Los shoes y shorts del retro running.

Quizás se pueda llegar a creer que la modificación de la forma de correr tenga repercusión en cuanto al atuendo del deportista, pues a diferencia de otras disciplinas deportivas en la que el calzado o shorts puedan tener diferencias, en el caso de las utilizadas para el retro running no es así, porque el atleta puede utilizar cualquier atuendo que esté a disposición en el mercado.

En el caso de las damas, se ha comprobado que cuando se habla de retro running pueden ser las más comprometidas con esta modalidad, e incluso se han realizado campañas en las cuales ellas han propuesto ciertas modificaciones a los shoes que se deben utilizar para correr hacia atrás. Solo el tiempo dirá si lograr integrar una moda especial a los zapatos que se utilizarán para el retro runnning.

El retro running en España.

En nuestro país aún no es un deporte oficial, y está un poco lejos de ser un deporte olímpico. A diferencia de países como Alemania, Italia y Estados Unidos, el retro running en España no es tan popular, aunque si hay amplios grupos de corredores muy activos en esta modalidad. Son muy llamativas las competiciones mundiales de retro running que se realizan desde hace varios años.

Si deseas formar parte de los practicantes del retro running, puedes dar tus primeros pasos con máquinas caminadoras o cintas de movimiento. Recuerda que el principal objetivo del retro running y de cualquier otra actividad física, es la de brindar bienestar al cuerpo y la mente. Puedes formar parte de los grupos de running, nacionales e internacionales, buscando sus ubicaciones a través de internet. Deja a un lado la vergüenza, aunque la gente te pueda tildar de trastornado si te ven por la calle corriendo hacia atrás.