Causas del dolor en las articulaciones

Una de las mayores molestias después de entrenamientos exigentes es el dolor en las articulaciones, esto impacienta a los atletas, deportistas o mujeres que se dedican al ejercicio no solo porque afecta en otras actividades durante el día, sino porque también perturba los siguientes entrenamientos.

Esta sensación en las articulaciones tiene relación con la debilidad de los músculos o los ligamentos que rodean las articulaciones. Además del ejercicio, el sedentarismo, estrés y una alimentación no balanceada son algunas causas del dolor en las articulaciones.. Pero, hay algunos cambios que puedes tomar en cuenta para prevenir el dolor en articulaciones:

Prevenir dolor en articulaciones

Hielo: Colocar compresas de hielo en los músculos que se trabajó prevendrá el futuro dolor. La recomendación es aplicarlas justo después de entrenar hasta 72 horas postentrenamiento. En caso de ya estar padeciendo el dolor, puede sumergirse en agua fría por cinco minutos, esto lo aliviará al instante.

Alimentos: Puede modificar su dieta para disminuir la molestia en el cuerpo después de hacer una actividad deportiva. Una investigación que se publicó en el Journal of Agricultural and Food Chemistry apunta que la patilla o la sandía y su contenido de L-citrulina, un aminoácido que regenera la formación muscular y reduce el dolor en las articulaciones.

Así mismo, el arroz integral, que es uno de los más reconocidos carbohidratos complejos, trabaja como fuente de producción de proteínas, esencial para la regeneración muscular en el hombre. También los alimentos que contienen omega 3 se reconocen por bajar la inflamación en el cuerpo y aliviar el dolor de articulaciones. Otro de los alimentos obligados es el jengibre, que sirve para calmar la sensación, estudios indican que reducirá el dolor en un 25%.

Rutina: Dentro de la rutina de ejercicio se aconseja dedicar tiempo al calentamiento antes del ejercicio y al estiramiento después de hacerlo. El calentamiento sirve para preparar los músculos y articulaciones, este debe ser muy sutil, sin sentir molestia, ya que de esta manera las articulaciones se lubrican.

En caso que la actividad sea correr o hacer bicicleta se debe iniciar despacio para aumentar el ritmo cardiaco de manera progresiva. Por su parte, el estiramiento se debe realizar con movimientos estáticos. Sirven para regresar a la calma. Además de ayudar a la flexibilidad del cuerpo, ayudan a prevenir la dolencia el siguiente día.

Más ejercicio: Distinto a lo que muchos consideran, volver a ejercitarse disminuirá la molestia en las articulaciones. Se sugiere que la actividad sea de estiramiento y con mucha precaución. Puede hacer una clase de yoga o pilates que se centran en mantener posturas y aumentar la flexibilidad. También, puede intentar una recuperación activa con ejercicios de bajo impacto como caminar o nadar.

Masajes: En los centros de masajes existen algunos que son específicos para ayudar a desinflamar los músculos y aliviar las articulaciones, después de fuertes entrenamientos. Se recomiendan los masajes porque liberan una proteína antiinflamatoria llamada NF-kB, que ayuda que se regeneren más rápido las fibras musculares.

Dormir: Existen medicamentos que acelerarán la desaparición del dolor, como el ibuprofeno, pero dormir es una de las mejores ideas que puede probar para sanarse. Se aconseja darle tiempo al cuerpo para recuperarse. Entre siete a ocho horas es el tiempo que se considera necesario para que el hombre este descansado. ¿Está listo para su siguiente entrenamiento?