Azúcar

El dulce veneno, el mal de las dietas, el monstruo del siglo XXI. El azúcar despierta controversia y su consumo tiene defensores y detractores, es un tema complejo que dominar facilita el camino hacia tus metas con el ejercicio.

Para comenzar, el argumento más fuerte contra el azúcar es su adicción. Diversos estudios arrojan que su dependencia es más fuerte que el consumo de la cocaína. Mientras más comes azúcar, tu cerebro envía recordatorios y tus papilas gustativas se acomodan al gusto, demandando para una próxima vez una porción con mayor cantidad de azúcar.

La reacción, responde a la producción de dopamina en nuestro cerebro. Este neurotransmisor se relaciona con los sentimientos de placer y se consigue en la zona de recompensa del cerebro.

Una vez consumas azúcar, hay un subidón de dopamina y en consecuencia mayor es el sentimiento de placer, efecto similar que producen la cocaína, heroína, y nicotina, en la misma zona cerebral. Pero, en ausencia de azúcar, se crea el síndrome de abstinencia, que es el que nos obliga a buscar un pedazo de pastel con urgencia.

Efectos del azucar en la nutrición

Diversos estudios señalan que el cuerpo humano necesita el azúcar para vivir. Pero, ¿qué tipo de azúcar?, los carbohidratos complejos, como el pan integral, avena, se descomponen en glucosa, responsable de la energía en nuestro cuerpo. Lo beneficioso de estos productos, es que digieren más lento que los carbohidratos simples, entonces son una fuente progresiva de energía, la necesaria para cumplir las tareas diarias y entrenamientos exitosos.

Otro punto importante, es que el cuerpo procesa la glucosa en el hígado y los convierte en glucógeno o grasa para su almacenamiento. Por esto, una sabia de manera de “quemar” la grasa, es eliminando las reservas con el ejercicio físico.

Así mismo, el azúcar crea variaciones en los niveles de insulina. Para perder grasa, te interesa que los niveles de insulina estén acordes, ya que un subidón de esta hormona no permite la quema de grasa, al contrario la grasa se acumula con mayor rapidez en nuestro cuerpo. Lo más preocupante es las investigaciones señalan que las células cancerígenas consiguen formarse y crecer del azúcar.

En la actualidad, es muy fácil conseguir azúcar en muchos productos, que incluso personas que disfrutan cuidar su cuerpo no sospechan que se están metiendo en la boca una cucharada grande de azúcar. Algunas son:

-Bebidas deportivas

-Yogures industrializados

- Barras de cereales

- Jugos envasados

- Cafés de máquinas

- Salsas

- Refrescos

Una buen hábito es mirar la lista de lo que contiene los productos. Los que entran en el grupo de bajos en azúcar son aquellos que tienen menos de 5 gr de azúcar por 100 gr del total. También, es necesario estar atento que en el azúcar se esconde en los productos con otros nombres. La próxima vez que vayas al supermercado huye de la lactosa (azúcar en los lácteos) la maltosa, el jarabe de maíz y la dextrosa.

¿Cómo dejar de consumir azúcar?

Para tratar el síndrome de abstinencia se recomienda, bajar los niveles de azúcar durante varias semanas en forma gradual. La mejor solución para responder al síndrome de abstinencia, como mal humor, depresión, ansiedad, es con la actividad física.

También, beber mucha agua durante el día ayudará a disminuir la adicción. Por otra parte, se recomienda que elimine los azúcares de tu nevera o despensa para no caer en la tentación.

Por último, estudios indican que llevar un diario con tus progresos te ayudará a conseguir tu meta. ¡Dile adiós al azúcar!