Consejos para Correr con el Viento

Cuando llega otoño, Inician los Primeros Cambios de Temperatura, y también los resfriados. A menudo, quien corre renuncia a hacerlo cuando viene un mal tiempo, comprometiendo con frecuencia el Programa de Entrenamiento. Las salidas invernales se reducen drásticamente y, por lo general, no son sustituidas con Alternativas Válidas de Entreno, como la cinta para correr.

 Por el contrario, quien ama la carrera, no renuncia a salir a entrenar ni siquiera con lluvia y bajas temperaturas.

Entre los elementos presentes en la Estación Otoñal e Invernal no falta el viento. Quien tiene tiempo corriendo, generalmente no se deja intimidar por un ligero mal tiempo, pero cuando se corre con el viento Es Necesario Tomar las Debidas Precauciones.

Correr con el Viento es una de las Peores Condiciones atmosféricas. Esto porque constituye una verdadera y propia molestia al trotar. Una fricción que frena inevitablemente la carrera. Bien sea que se haga de frente como de lado, es como el enemigo invisible que Obstaculiza la Actividad Física.

Esto puede significar para un maratonista gastar un 2% más en Términos de Energía. De allí que, entrenarse en una jornada ventosa, que es de por sí una complicación, se afronta con los siguientes consejos que a continuación te brindamos.

Útiles Consejos a Seguir

1.      La Ropa

La Ropa Adecuada representa el primer paso para la carrera contra el viento. Existen prendas particulares anti-viento para una verdadera protección. Cubrirse con la Ropa es importantísimo. También Usar Lentes puede ser de gran ayuda.

2.      La Dirección de la Carrera

Andar Contra Viento es Obviamente más Fatigoso que tener el viento en las espaldas, Cambiar la Dirección representa, por tanto, una solución válida a este problema.

Si se trata de una competencia y no se puede decidir la dirección, entonces, correr detrás de los otros maratonistas puede servir de protección.

3.      Protejamos la Piel

El viento en la piel es una bella sensación, si no es muy fuerte. Cuando se corre es recomendable utilizar la indumentaria adecuada para Proteger Nuestro Cuerpo, además de Una Crema Indicada para brindar Protección a la Piel (como las grietas en los labios).

Vencer la Resistencia del Viento Requiere de Mucha Fuerza

No hace falta tener un doctorado en el estudio de la energía eólica para entender que correr contra el viento es mucho más difícil que hacerlo en la misma dirección que éste.

Vencer la Resistencia de las Ráfagas requiere mucha fuerza, por lo que se emplea Mayor Energía Física y Se Consumen más Calorías.

Si te preguntas si la resistencia opuesta al viento es Determinante en el Rendimiento del Runner, la respuesta obviamente es ¡sí!

Esquívalo cuando Corras

Para no cansarse tanto, se puede Correr en los Callejones de la Ciudad a modo que seas protegido del viento. Los edificios pueden servir de barrera y se puede entrenar tranquilamente.

Mejor Inicia Contra Viento

Cuando el Recorrido es de Ida y Vuelta, es Mejor Iniciar en Sentido Contrario al Viento, para que se empiece lleno de energías. Al retornar, con el viento en popa, la carrera se hará más sencilla y se tendrá también una sensación de calor.

En los días más fríos es especialmente importante empezar a correr contrario al viento, para evitar estar en un baño de sudor cuando se invierte el sentido de la marcha. Esto se debe también a que el encuentro con las ráfagas de aire cuando se regresa a casa, puede provocar una Rápida Caída de la Temperatura Corporal y causar una Pequeña Hipotermia.