Si bien es común hablar del vegetarianismo, no son muchas las personas que utilizan los criterios del consumo exclusivo principalmente de vegetales para su alimentación. En esta oportunidad, vamos a destacar los detalles de lo que significa llevar en nuestra vida una dieta vegetariana, y algunas alternativas de platillos o sustitución de nutrientes que aportan los alimentos de origen animal. Estamos seguros que al final de las próximas líneas tendrás una perspectiva diferente de lo que verdaderamente significa ser vegetarianos.

Objetivos de la dieta vegetariana.

El principal objetivo de la dieta vegetariana es eliminar aquellos alimentos de origen animal, por ejemplo: Carnes rojas, blancas, pescados, huevos, mantequilla, entre muchos otros, e incluir exclusivamente como medio de alimentación y nutrientes a todos los de origen natural, como las legumbres, granos, frutos secos, hortalizas. Sin embargo, dentro de la dieta vegetariana hay una serie de subgrupos, que tienen ciertas variantes con respecto a las demás. Seguidamente vamos a especificar cada uno de los tipos de las dietas vegetarianas, y qué las hace diferentes de las demás.

Tipos de dietas vegetarianas.

El primer tipo es aquel régimen alimenticio que se basa exclusivamente en alimentos de origen vegetal, lo que comúnmente podemos conocer como dieta vegana, en la que solamente se pueden consumir verduras, frutas, frutos secos, eliminando completamente la ingesta de lácteos, huevos, e incluso miel.

Están también las personas llamadas ovolactovegetarianos, que dentro de su dieta solamente incluyen huevos y la leche con sus derivados, como el queso. También hay ciertas variantes dentro de la dieta vegetariana, y son aquellas personas que además de solamente consumir vegetales y alimentos de origen natural, consumen leche o huevos, no ambos.

Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Consejos para corredores
Comprar libro Cuando correr es un estilo de vida
Comprar libro Nociones sobre lesiones comunes en los corredores
Comprar libro Consejos para corredores
Comprar libro Correr y correr

Algunas personas más estrictas en su alimentación, consumen exclusivamente frutas, frutos secos y semillas, eliminando el resto de opciones alimenticias de su dieta vegetariana, así como algunas otras personas consumen solamente alimentos crudos, suprimiendo cualquier alimento cocido de sus comidas diarias.

Sustitución de nutrientes en una dieta vegetariana.

Dentro de los argumentos que los detractores de las dietas vegetarianas esgrimen está la ausencia de nutrientes dentro de la alimentación, que solo pueden ser satisfechos a través del consumo de alimentos específicos, prohibidos en cualquier dieta vegana, por ejemplo el consumo de proteínas a través de la carnes rojas.

Y aunque no dejan de tener razón, es imprescindible que si iniciamos un régimen alimenticio vegetariano tengamos presente la necesidad de sustituir nutrientes. Tal es el caso del calcio, que se obtiene a través de los alimentos lácteos, los cuales están ausentes de una dieta vegana, sin embargo, y a pesar de que no los consumamos, los nutrientes que aportan pueden ser sustituidos por otros alimentos que si se pueden consumir en una dieta vegetariana.

Sustituyendo los nutrientes de la carne, mantequilla y queso en una dieta vegana.

No hay dudas sobre la importancia que tienen las proteínas para el ser humano, y cuya fuente primordial son las carnes, específicamente las rojas. Pero el hecho de tener una dieta vegetariana no significa que no podamos del mismo modo tener una dieta proteica, basados en la calidad de las proteínas que pueden aportar los vegetales. Este es el caso de los vegetales de hoja verde, cuyas propiedades nos pueden aportar los niveles de proteínas que el cuerpo necesita. Dentro de este grupo puede también incluirse el tofu, que junto a los vegetales verdes, pueden hacer que nuestro cuerpo tenga los niveles apropiados de proteína y hierro. Así también el consumo de vitamina c natural, puede ayudar a fijar a lo largo del tiempo los niveles de hierro en nuestro cuerpo.

Cuando hablamos de prescindir de alimentos como la mantequilla, quizás nos haga desilusionarnos de una dieta vegetariana, pero aunque la mantequilla es una fuente importante de grasa y colesterol, su sabor es muy fácil de extrañar, para ello, la naturaleza nos ha dado un alimento con una textura parecida a la mantequilla y exquisito sabor, es el aguacate. No dudes en considerarlo como un sustituto apropiado y nutritivo.

Del mismo modo, el calcio que podemos adquirir a través de los lácteos, como por ejemplo el queso, sería sustituido extraordinariamente por los frutos secos, especialmente las almendras. En una dieta saludable debe ser incluida la soya, como un alimento versátil, y con nutrientes de mucha mejor calidad que cualquier otro de origen animal.

La dieta vegetariana ayuda en la prevención de enfermedades.

El régimen saludable que se tiene al consumir exclusivamente alimentos de origen natural, va a eliminar las fuentes de contaminantes de nuestro cuerpo que pueden influir en la aparición de algunas enfermedades, es por ello que una dieta vegetariana prevendrá la aparición de patologías como el cáncer, dolencias del sistema cardiovascular, diabetes, obesidad, entre otras.

Es necesaria la opinión médica para empezar una dieta vegetariana.

No debes olvidar las recomendaciones médicas en cuanto al estilo de vida, especialmente sobre la alimentación, por tal motivo, debemos consultar al médico, y que nos indique si este es un buen momento para iniciar una dieta vegetariana. Posterior a una evaluación clínica, puede ser la oportunidad perfecta para decidir empezar nuestro camino a través de una dieta saludable, en la cual podría ser necesaria la consulta con un nutricionista, para que oriente tus procederes en cuanto a la sustitución de alimentos que aporten los nutrientes que necesitas.