Las sentadillas son un ejercicio muy utilizado en cualquier rutina de entrenamiento físico, se podría decir que es un ejercicio base porque permite la ejercitación de varios músculos, entre ellos los muslos, cadera, tendones y en especial los glúteos. Hacer sentadillas para los glúteos puede significar la diferencia si se desea tener firme la zona media posterior del cuerpo, lo cual lo hace un ejercicio muy atractivo para aquellas mujeres que quieren atraer las miradas del sexo opuesto en cualquier ocasión. Aquí sabrás todo sobre cómo debe ser el entrenamiento para alcanzar tus objetivos de aspecto físico por medio de las sentadillas.  

¿Cómo debemos hacer sentadillas de la forma correcta?

El ejercicio consiste en colocar los pies con una abertura entre ellos a nivel de los hombros, y hacer un movimiento como si vas a sentarte, haciendo con tus piernas un ángulo recto. Dentro del mundo de los entrenadores deportivos ha sido siempre controversial la periodicidad con la que se deben hacer sentadillas, algunos indican que no se deben realizar todos los días, por la posibilidad de hacer más factible la aparición de lesiones en las rodillas. Otros indican que con tres veces a la semana, haciendo un máximo de 100 sentadillas por día. Por otra parte, también se podrían realizar 4 ó 5 series con 10 ó 12 repeticiones. Es clave, que para hacer sentadillas de la forma correcta, el movimiento de la rodilla no sobrepase la línea de la punta del pie, para evitar maltratos en ella.

Aumentando masa muscular haciendo sentadillas con peso.

Las sentadillas son un ejercicio especial para quemar calorías y activar el sistema cardiovascular, algunos lo definen como una formar de activar las glándulas sudoríparas al instante, porque se empieza a sudar inmediatamente, eliminando grasa de esa forma. Además de los beneficios para la tonificación, hacer sentadillas con peso puede aumentar la masa muscular cuando se realiza con peso, se pueden utilizar como complemento las mancuernas, pelota medicinal o agregando peso en los tobillos. Entre otros de sus beneficios esta que puede ayudar a establecer una buena posición corporal, haciendo que el cuerpo se acostumbre a estar siempre con la espalda recta.

foto de una chica haciendo sentadilla

Mejorando los glúteos haciendo sentadillas.

Aunque las sentadillas por si solas pueden mejorar la forma de los glúteos, hay una modalidad del ejercicio que puede hacer más positivo el efecto en esta zona muscular, para ello, se pueden colocar los pies más abiertos y hacer el movimiento. Del mismo modo, haciendo el movimiento con una sola pierna se pueden tener mejores resultados, esta variación del ejercicio que permite hacer sentadillas para los glúteos, consiste en estar parados con los pies ligeramente abiertos y hacer el movimiento como si deseáramos arrodillarnos pero con una sola pierna, sin llegar a colocarla en el piso, finalizado el ejercicio con una pierna, proceder a hacerlo con la otra. Lo que diferencia este movimiento del tradicional, es porque beneficia más especialmente el glúteo mayor y medio.

La facilidad de hacer sentadillas.

Una de las ventajas que tiene este ejercicio, es que no necesita implementos especiales, ni hay que realizarlo exclusivamente en un lugar especial, por lo cual puede realizarse en cualquier parte, incluso en casa. Sin embargo, a pesar de su facilidad, hay que ser muy estricto en el cumplimiento de las recomendaciones que se hacen para evitar la aparición de lesiones al momento de hacer sentadillas. No está de más siempre consultar la opinión de un profesional deportivo que pueda evaluar la idoneidad del ejercicio para nuestra condición física.

Si al ejecutar el ejercicio sientes algunas molestias, que pueden ir intensificándose, lo ideal es detener su práctica y consultar con el médico. Estamos seguros que al hacer sentadillas de la forma correcta obtendrás en tu cuerpo los efectos que deseas, siempre debes tener presente la disciplina y dedicación, para que puedas lograr los glúteos que anhelas.

 

Imágenes