El poder del entrenamiento mental y la motivación para los corredores.

El éxito en el deporte está muy ligado a la unión de las condiciones físicas, pero también de la mente. Todo corredor, que enfrenta continuamente diferentes retos, debe ocuparse no solamente por la búsqueda de un mejor desempeño deportivo, sino también en la forma de poder alcanzar un buen entrenamiento mental ¿Cómo es esto posible? A través de la motivación. Hay algunas pautas para que los objetivos que tengas en el desarrollo de tu rutina deportiva no se centren solo en el entrenamiento físico, y con ellas también puedas mejorar tu condición mental, te las ofrecemos a continuación.

Motivación ¿Qué es lo que te rodea? ¿Cómo respondes al entorno?

Somos seres sociables que interactuamos con el entorno. Esto significa que todo aquello que nos rodea tiene una influencia sobre nosotros. Somos nosotros los que decidimos como reaccionamos ante esos estímulos que nos rodean. Para que la motivación sea efectiva, debemos considerar algunos aspectos:

  • Rodéate de las personas indicadas. Muchas veces estamos rodeados de personas que no están contribuyendo en el éxito de nuestra actividad deportiva. El entorno tiene una influencia importante en la motivación. Trata de que las personas que estén a tu lado sumen, no que resten.

 

  • Lee buena información. Debes siempre estar en la búsqueda de literatura especializada, no solamente de lo relativo a cómo entrenar, sino al entrenamiento mental. Par ello, debes buscar autores que han contribuido al fortalecimiento de la motivación running en los corredores. Muchas veces esa motivación no necesariamente viene de fuentes deportivas, sino de otro tipo de autores o lecturas. Busca frases que te ayuden a fortalecer tu actitud hacia la vida.

 

  • Forma parte del cambio para las demás personas. Una de las formas de fortalecer tu mente es que no deberías ser motivo de desmotivación para los demás. Muchas veces podemos cometer ese error, con nuestra forma de ser o comentarios sobre las actividades y situaciones de los demás. Podemos estar contribuyendo a que otros tengan un menor desarrollo deportivo, gracias a la debilidad mental que nosotros mismos les podemos ocasionar.

 

  • Valora tus progresos. Muchas veces hacemos criticas destructivas hacia nosotros mismos. Si hoy no estas al nivel que deseas, eso no quiere decir que no estés ya transitando el camino a lograrlo. Estoy seguro, siempre hay progresos que puedes disfrutar y que ayudarán en tu motivación. La vida es cuestión de alcanzar pequeñas metas cada día.

 

  • Sé optimista.  La manera en la que enfrentemos las circunstancias serán la clave para alcanzar el éxito. Es por ello, que el optimismo es una característica esencial en la motivación. Trata de siempre observar y valorar las cosas buenas que pasan. ¿Qué hago con las malas? Sin duda, siempre habrá algo bueno que aprender de ellas. La lucha siempre continuará.

 

¿En qué áreas el fortalecimiento de la mente y la motivación me ayudan como corredor?

La lista es larga, pero no hay dudas de que la fuerza de nuestra mente se evidenciará en la fuerza de nuestro cuerpo. Los beneficios pueden ser muchos, y aquí te mencionamos algunos:

  • Concentración y atención. Siempre tenemos que estar atentos y concentrados al momento de realizar una actividad deportiva. Las ausencias de estos dos elementos pueden contribuir enormemente en nuestro fracaso deportivo. Una correcta motivación y fortaleza mental nos ayuda a tener la actitud precisa para alcanzar nuevos logros. Siempre una buena concentración y atención nos traerán grandes éxitos deportivos.

 

  • Confianza personal. Si tú no te lo crees, muy probablemente nadie lo hará. En la motivación deportiva es fundamental que confíes en tus capacidades. La confianza en ti se fortalece todos los días, esto hará que puedas estar listo para seguir subiendo nuevos peldaños a lo largo de tu vida, no exclusivamente en tu faceta como deportista, sino en todos los ámbitos.

 

  • La buena comunicación. Es muy importante que podamos aprender a ser buenos interlocutores. Hablamos con nosotros mismos, pero también lo hacemos con los demás. La comunicación es primordial para el trabajo en equipo. Este aspecto es muy importante cuando tenemos una relación estrecha con nuestro entrenador personal. El mensaje solo será bien procesado cuando vamos aprendiendo a transmitirlo y entenderlo.

En la motivación deportiva es esencial conocernos a nosotros mismos.

Solo si nos conocemos bien vamos a poder buscar las mejores y más útiles herramientas para entrenar nuestra mente, es por ello significativo que resaltemos los siguientes aspectos:

  • Conócete a ti mismo. Todo corredor debe saber cómo puede reaccionar ante diferentes situaciones. El entorno hará que tengamos respuestas mentales, corporales, y en todos los casos deberíamos prever como vamos a actuar. Si detectamos fallas en nuestra manera de reaccionar, debemos buscar los medios para corregir esos errores en nuestra conducta.

 

  • Hay que estar relajado. Por más difícil que parezca, hay que buscar la forma de estar relajados, aunque estemos en medio de una situación de tensión. Muchas veces no tenemos el tiempo suficiente para alcanzar un nivel óptimo de relajación, por lo tanto, debemos aprender la forma de relajarnos lo más posible y en el menor tiempo posible. ¿Qué te relaja? Es una buena pregunta que debemos contestar.

 

  • Aprende a visualizar lo que quieres. Casi todas las metas que hemos alcanzado, primero estuvieron en nuestra mente. Debemos visualizar aquello que queremos alcanzar, fortalezcamos nuestra mente a través de adelantarnos a los acontecimientos de forma positiva. Una buena cualidad para mejorar nuestra capacidad en la visualización y así mejorar nuestra motivación, es no solamente imaginarnos las cosas, sino de una u otra forma buscar la manera de verlas plasmadas.

 

Una opción es colocar un cuadro con imágenes de aquello que queremos alanzar, ejemplo: foto del maratón para que el cuál te estas preparando, coloca la marca a la cual quieres llegar, describe con imágenes cómo quieres sea tu rutina de entrenamiento, en fin, es mucho lo que podemos visualizar, pero también alcanzar.  

Las estadísticas no mienten, los corredores con mejor motivación y fortaleza mental tienen mejores resultados en las competencias.

La vida es cuestión de actitud, y la forma como enfrentamos los retos determinará los resultados que obtendremos. Diversos estudios se han realizado sobre la importancia de la motivación en los corredores, y los resultados que se han obtenido han dicho que la gran mayoría de los corredores que asumen las competencias con una actitud positiva, alcanzan mejores resultados que los que las enfrentan con otro tipo de pensamientos o actitud. Sin embargo, también se ha destacado, que esto no es solamente cuestión de cómo se enfrenta una carrera, sino que forma parte de un proceso que va desde el momento del entrenamiento y todos los ámbitos de la vida del corredor.  

Frases motivacionales que te ayudarán a mantener el foco en tus objetivos.

Es muy habitual que durante tus periodos de entrenamiento haya momentos de altos y bajos, para esas situaciones es clave que cuentes con las herramientas motivacionales para superar esos lapsos que, aunque no deseamos aparezcan, siempre van a suceder. En los siguientes párrafos te compartimos algunas frases que puedes leer consecutivamente, que te impulsarán hacia el éxito deportivo y de todos los aspectos de tu vida.

La búsqueda de una meta no solo te dará la alegría del éxito, sino también el aprendizaje del camino.

La realización de una meta amerita de nuestra parte un trabajo duro, que siempre forma parte de un proceso, y aunque la meta sea nuestro principal objetivo, no debemos menospreciar el hecho de que cada paso del camino hacia el éxito va a ayudarnos a alcanzar un aprendizaje significativo. Nunca te des por vencido si no alcanzas la meta tal y como te la habéis planteado, sin duda, que lo aprendido te ayudará a seguir en la ruta del éxito.

La ruta con mayores obstáculos es la que aguarda el mejor destino.

Nunca te des por vencido, aunque sientas que cada paso que das es truncado por inconvenientes, no te desanimes. Muchas veces ese puede ser uno de nuestros principales errores, el hecho de desanimarnos ante el primer obstáculo. Siempre debes recordar, que todo aquello por lo que más luchas, es aquello que más vas a disfrutar al momento de lograrlo.  

Aunque puede ser tu éxito, recuerda a quienes te acompañaron a alcanzarlo.

No olvides a todas las personas que contribuyeron en tu éxito. Un error muy llamativo que podemos cometer es el de pensar que hemos logrado las cosas solamente exclusivamente por nuestros méritos. No hay dudas, una de las mejores formas de motivación es la de dedicar nuestros triunfos a aquellos que nos ayudaron a lograrlo.

La paciencia es una herramienta útil que nos permite paso a paso llegar a la meta.

Muchas veces queremos que el éxito llegue pronto, y aunque esto a veces puede suceder, en la mayoría de los casos esa no es la realidad. La paciencia puede ser un factor preponderante que nos impulse con más fuerza a llegar a la meta. Poco a poco, paso a paso, el éxito está garantizado.

La motivación y el entrenamiento mental forman parte esencial del éxito deportivo.

Todo lo anteriormente descrito nos demuestra una vez más que no solamente debemos preocuparnos por tener un buen tono muscular, sino también de nuestra actitud mental. La motivación hacia el logro de nuestros objetivos nace en nuestra mente, no la descuidemos. Disfruta la experiencia de ser un corredor, pronto celebrarás los éxitos.