¿Cuándo Cambiar Las Zapatillas?

 

Todas las cosas, incluso las más bellas, tarde o temprano terminan, y lo mismo sucede con tus amadas zapatillas deportivas, que un día serán inutilizables: las tienes desde hace meses o quizás desde varios años. Has corrido divinamente con ellas, pero ya no dan para más. Así que, ha llegado el momento de decirle “adiós” y de pensar en comprar algo nuevo. Pero, ¿cómo entendemos cuándo los zapatos deportivos deben cambiarse? Descúbrelo a continuación.

 

Existen principalmente dos modos de saber cuándo cambiar los zapatos running:

  1. Es algo que se ve fácilmente.
  2. No se nota desde el aspecto físico, pero al correr lo puedes sentir.

Las Zapatillas Deportivas Están Visiblemente Destruidas

Seguramente notas que los zapatos running tienen varios hoyos, partes destruidas, la parte plástica que se despega y cae a pedazos, así que, si desde hace un rato no cambias de calzado deportivo, es hora de ir al centro comercial y encontrar la zapatilla ideal para practicar running, pues ya has corrido mucho y como mínimo la suela está desgastada y la inter-suela ha perdido sus dotes elásticos y amortiza mal, por lo que no absorbe bien el impacto del pie en el pavimento.

Además de que te hacen ver mal, corres el riesgo de hacerte daño, por tanto, ¡cámbialas! Un calzado puede no ser útil para la carrera, aunque visiblemente no diga lo contrario. La mezcla con la cual están hechas las entre-suelas retiene bolitas de aire para hacerlo más ligero. Pero con el tiempo también ese aire encerrado en esa zona del zapato tiende a escapar, haciendo que el calzado sea menos suave y su efectividad en la reducción del impacto en el pavimento es menor.

Aunado a lo anterior, está el endurecimiento natural de las gomas de los zapatos debido al paso del tiempo. Por lo que, el resultado es un zapato aparentemente perfecto, pero que no lo es desde el punto de vista mecánico. Incluso si lo has comprado desde hace 2 o 3 años, te gustan aún, y a pesar de que hayas corrido poco con ellos, no es capaz de desarrollar bien su trabajo. Por lo que te protegerá menos al momento de correr, y serás más lento en el running.

Cuenta Los Kilómetros

Si corres desde hace poco y oyes decir que luego de los 800 km es necesario cambiar los zapatos, seguramente piensas:

  • Pero ¿cuándo lograré correr los 800 Km?” Ten presente que, aunque no corras tanto así, si te entrenas como un profesional puedes hacer desde 150 hasta 180/200 Km a la semana, por lo que podrías cambiar el par de zapatos running cada dos meses.

De todos modos, la mayor parte de los runners corren incluso menos, en promedio de 120 a 200 Km al mes, siempre que sean constantes en sus entrenamientos.

En otras palabras: los zapatos que usas para la carrera, se deben cambiar medianamente cada 3-4 meses, puedes siempre usarlos para caminar o para salir con los amigos. Pero para correr es mejor que te compres unos nuevos.

¿Te Hacen Daño?

Existen dos casos:

  1. El calzado deportivo que has comprado te ha hecho mal desde el primer día que lo has usado, no te sientes bien con el mismo. Quizás porque te lo han regalado y no lo elegiste por tu propia cuenta, o simplemente porque te equivocaste al seleccionarlo. De allí que, la solución debe ser siempre: ¡cambiarlo!
  2. Al inicio corrías bien, era tu calzado preferido: acogedores, cómodos, veloces: te brindaban seguridad. Luego, después de un par de días, no lo sientes bien, se sienten rígidos y han perdido sus dotes elásticos y mecánicos. Por lo que si usas un calzado deportivo viejo desde hace un par de años (bien sea que corras poco o has corrido varios kilómetros) lo más probable es que con el paso del tiempo se hayan endurecido.

 

 

 

 

TE VOY A DEJAR POR AQUÍ EL CANAL YOUTUBE DONDE PUEDES VER  VÍDEOS Y EJERCICIOS QUE PUEDEN AYUDARTE A MEJORAR TANTO A NIVEL FÍSICO COMO MOTIVACIONAL  , TE AYUDO.

            CANAL YOUTUBE https://www.youtube.com/channel/UCpKaVZoYfm1fj1cFSQjKiAQ